¡Mujeres a cuidar su corazón!


En esta fecha se promueve la prevención de las enfermedades cardiovasculares en mujeres, ya que es la primera causa.

Según la última Encuesta Nacional de Salud, el 11,9% de las chilenas tiene riesgo cardiovascular alto, nivel que va aumentando con edad. Asimismo, el 25% tiene hipertensión y el 38% presenta índices de colesterol total elevado, superando los indicadores masculinos a partir de los 45 años.

En tanto, en el mundo, cada minuto muere una mujer víctima de enfermedades cardiovasculares, las que en su mayoría, podrían evitarse.
Para alertar sobre esta realidad, el 4 de febrero se celebró por sexta vez el “Día de Vestir de Rojo”, fecha en que la American Heart Association hace un llamado a usar una prenda roja como símbolo de apoyo a la lucha contra este flagelo, ya que a diferencia de lo que se piensa, estas patologías también son la primera causa de muerte en el sexo femenino.

Asimismo, instan a que las mujeres se hagan cargo de su salud cardiovascular, para que tengan una vida más sana y así, poder revertir estas negativas cifras.

“Aunque existe la idea de que ellas prácticamente no se enferman del corazón, esto no es efectivo. Si bien durante su vida fértil cuentan con la defensa natural de las hormonas femeninas -las cuales influyen en el colesterol y otorgan protección vascular- de todas formas existe riesgo, el que luego de la menopausia aumenta. Al acabarse la barrera defensiva, las estadísticas de mortalidad por esta causa son similares a las masculinas”, explica el doctor Mauricio Fernández, cardiólogo de Clínica Alemana.

Teniendo presente esta realidad, Clínica Alemana cuenta en su web www.alemana.cl con el sitio denominado “Corazón de Mujer”, donde se puede encontrar una amplia gama de información que va desde reportajes hasta material interactivo, test online y recomendaciones sobre alimentación, actividades físicas y tratamientos para disminuir las enfermedades cardiovasculares.

Síntomas de enfermedad coronaria en la mujer
– Cansancio, náuseas, vómitos y sensación de ahogo.
– Molestias a nivel cervical, con irradiación al cuello y mandíbula.
– Dolor en el pecho, sudoración y palpitaciones.
– Molestias que se irradian hacia los brazos (principalmente al izquierdo).

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Consejos para Mamá.




Deja un comentario