ALMA VEGETATIVA


En la psicología aristotélico-tomista, es el alma que permite realizar las funciones vitales más elementales, como son la reproducción, alimentación y crecimiento. Como corresponde a la concepción aristotélico-tomista del alma (el alma es el principio de vida) no es exclusiva de los seres humanos, está presente en todos los seres vivos, aunque con un distinto nivel de perfección y realidad: los hombres tienen alma intelectiva, vegetativa y sensitiva, los animales vegetativa y sensitiva y a las plantas les corresponde únicamente el alma vegetativa. El alma vegetativa no sobrevive a la muerte del cuerpo pues no es mas que su acto primero o forma sustancial.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Psicología y Psiquiatría.




Deja un comentario