Comienza el año con un hígado sano


El hígado es un órgano con importantes y numerosas funciones en el cuerpo humano, por eso su fallo tiene graves consecuencias para nuestra salud. De hecho las enfermedades hepáticas tienen una gran incidencia entre la población española, por lo que es importante mantener en buen estado las funciones de este órgano tan preciado, sobre todo después de las fiestas navideñas en que perjudicamos tanto nuestro organismo.

Además de mantener una alimentación libre de alcohol, grasas saturadas y bollería industrial, es necesario incrementar el consumo de algunos vegetales como la alcachofa, la cebolla, el ajo, la manzana y la avena, ya que todas ellas ayudan a depurar el organismo de sustancias tóxicas.

Las plantas y sustancias naturales también son muy útiles para ayudar al hígado a realizar sus funciones. Un ejemplo es el boldo, cuyas hojas contienen principios activos como la boldina, sustancia que estimula las funciones hepáticas, favorece la secreción biliar y fluidifica la bilis. Los principios activos del boldo favorecen también las digestiones ya que estimulan las glándulas salivares y las gástricas.

Por otra parte, el Diente de león es colagogo y colerético por lo que estimula las funciones hepáticas y biliares en caso de insuficiencia de las mismas. El diente de león también es diurético, de manera que también tiene efectos depurativos.

Mientras que la alcachofa aumenta y regula la secreción biliar, ayuda a regenerar las células hepáticas, ayudando a combatir las sustancias tóxicas y siendo ideal en casos de hígado graso. A su vez, la alcachofa es capaz de reducir el colesterol alto. Además, es un excelente depurativo de nuestro organismo, ayudando a expulsar las diferentes toxinas y sustancias que nuestro cuerpo no necesita.

Y el Cardo Mariano es un importante tónico digestivo y de las secreciones gástricas. Se recomienda en el tratamiento de cirrosis y hepatitis. Por otra parte estimula la síntesis de proteínas en el hígado y es diurético.
De forma que si quieres mantener tu hígado en buen estado y prevenir así las enfermedades hepáticas, puedes ayudarte de la amplia sabiduría de la naturaleza que pone a nuestra disposición un sinfín de herramientas para cuidar nuestra salud.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario