Consejos para elegir el biberón correcto


La elección final se reduce a las preferencias de la madre y su bebé.
Muchas madres que empiezan a dar biberón a sus bebés porque tienen que volver al trabajo o la necesidad de pasar varias horas lejos de sus hijos, se encuentran con el desafío de qué biberón usar.
La experta en lactancia Donna Dowling, profesora asociada de enfermería en la Escuela de Enfermería Frances Payne Bolton de la Universidad Case Western Reserve, reconoce que es difícil elegir entre la abrumadora cantidad de opciones de biberones.
Las preguntas de las futuras mamás inspiraron a Dowling a investigar sobre distintos productos que ofrecen los fabricantes para los bebés.

Dowling explica que los biberones vienen en una variedad de tamaños y formas. Todos están diseñados para imitar la lactancia materna y van desde biberones flexibles que simulan la forma del pecho materno, a complicados sistemas de alimentación destinados a prevenir el consumo del bebé de exceso de aire, acuerda Dowling y Laura Tycon, una estudiante de enfermería en la universidad. En sus líneas de investigación, se hizo evidente que los diseños de los biberones se basan en investigaciones realizadas durante los años 1960 y 70 que demostraron las diferencias en cómo los niños obtienen la leche durante la lactancia y la alimentación con biberón.

Después de revisar los trabajos de investigación proporcionados por los fabricantes sobre sus productos para bebés, Dowling y Tycon vienen con algunos consejos en el informe publicado en Nursing for Women’s Health con el título “Sistemas de biberones/tetinas; ayudando a los padres a tomar decisiones informadas.”

“Los bebés son diferentes y tienen diferentes estilos de succión, desde los muy lentos a los que comen rápido”, dijo Dowling.

Las investigadoras ofrecen estos consejos:

* El biberón y las tetinas necesitan ajustarse al estilo de comer del bebé. Los biberones vienen con tetinas que hacen lento, medio o rápido el flujo de leche. Los flujos de leche más lentos son para los bebés más pequeños que se enfrentan a su primera experiencia de aprendizaje a la alimentación. Algunos bebés son muy flexibles y tomarán de cualquier tetina, si tienen hambre, mientras que otros prefieren quedarse con lo que les resulta familiar.

* Considere si los avisos publicitarios de biberones con tetinas que previenen cólicos fueron clínicamente probado de forma objetiva. Busque los estudios de investigación para ver si lo publicitado coincide con los resultados y quien financió el estudio.

* Darse cuenta de que no existe el mejor producto. Todos los productos son generalmente buenos, si el biberón / tetinas se han basado en la reducción de la ingesta de aire excesiva que podría resultar incómodo para el bebé y dar lugar a regurgitación o reflujo.

* Dar al bebé la oportunidad de adaptarse a un nuevo biberón. No se rinda si el niño rechaza el biberón en la primera alimentación. Demasiados cambios de biberón y tetinas pueden ser costosos y resultar en frustración para la madre y el bebé.

* Busque el consejo de amigos, otras madres, padres o sitios web para obtener información sobre biberones. También tenga cuidado con los costos en la compra y el cambio de un sistema a otro.

Dowling también advierte acerca de biberones complicados y los sistemas de tetinas: “Mientras más componentes tengan y con pequeñas partes, más difícil harán la limpieza”.

Se sugiere que en general los sistemas más simples. Al elegir las diferentes tasas de flujo, primero pruebe un flujo lento o medio y quédese con el que el bebé se sienta cómodo.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Consejos para Mamá.




Deja un comentario