Desarrollan un método para reducir la dependencia a la nicotina en los fumadores


Investigadores de la Universidad de California en San Francisco (Estados Unidos) han desarrollado un método para reducir la dependencia a la nicotina en los fumadores mientras éstos continúan con el hábito. Las conclusiones de su investigación se publican en la revista Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention.

Según los investigadores, la clave del éxito del ensayo fue proporcionar a los fumadores cigarrillos con un contenido gradualmente menor en nicotina durante varias semanas. Si este tipo de cigarrillos se autorizara, los fumadores podrían dejar de fumar de forma más fácil y un número mayor de jóvenes consumidores podrían evitar la adicción, señalan los autores del trabajo.

En el estudio participaron 20 adultos sanos fumadores que consumían su marca habitual durante una semana y después seguían un tratamiento de seis semanas en el que fumaban cigarrillos con un contenido en nicotina cada vez menor.

Al final de este periodo de tiempo podían volver a su marca habitual, algo que hizo la mayoría de ellos. Cuando se les encuestó un mes más tarde, los participantes fumaban un 40 por ciento menos de cigarrillos al día en comparación con los consumidos al inicio del tratamiento, con una reducción comparable en el consumo de nicotina. Además, uno de cada cuatro fumadores dejó el hábito mientras el estudio estaba en marcha.

Según explica Neal Benowitz, director del trabajo, “los resultados apoyan la idea de que si a las compañías tabaqueras se les pidiera reducir los niveles de nicotina en los cigarrillos, las personas jóvenes que comienzan a fumar podrían evitar convertirse en adictos, y los fumadores a largo plazo podrían reducir su consumo de cigarrillos o dejar de fumar”.

Sin embargo, los expertos en tabaquismo y salud temen que la reducción del contenido en nicotina de los cigarrillos pueda conducir al consumo de un mayor número de ellos y por tanto a un aumento en la exposición a otras toxinas contenidas en los cigarrillos, como sucede en el caso de los fumadores del tabaco comercializados como bajo en nicotina. Pero los resultados del estudio contradicen tal predicción.

Además, los investigadores analizaron los cambios en la exposición al monóxido de carbono, los carcinógenos del humo del tabaco y los factores de riesgo cardiovascular y descubrieron que todos estos aspectos continuaron estables o disminuyeron en los fumadores que participaron en el estudio.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Actualidad Médica.




Deja un comentario