Extirpación de la vesícula biliar por cirugía laparoscópica


En la actualidad la colecistectomia laparoscópica, llamada en el lenguaje cotidiano como extirpación de la vesícula biliar por cirugía laparoscópica, es la técnica moderna que esta implementandose en las diferentes áreas de la cirugía general. Existen indicaciones para la practica de la colecistectomia por laparoscopia y son iguales a las que se siguen en la colecistectomia convencional y estas son:

El avance de la extirpación de la vesícula biliar por cirugía laparocópica es la atención a muchos pacientes en etapa avanzada de su enfermedad y se los realiza cirugía en el momento de resolución del trastorno agudo. Así los pacientes con obesidad morbida se benefician del método laparoscópico, por lo que regresan a su hogar el mismo día de la operación o al siguiente día, con complicaciones mínimas o sin ellas. Ya no se considera contraindicaciones para la laparoscopia la práctica previa de alguna operación en la parte superior del abdomen; puede realizarse colecistectomia satisfactoria por la técnica laparoscópica incluso en pacientes en quienes se han practicado operaciones extensas en el abdomen, como también en las mujeres embarazadas que presenten un cuadro de cólico biliar a repetición en el transcurso de su gestación.

Extirpación de la vesícula biliar por cirugía laparoscópica Glosario Médico

La presencia de cálculos en vesícula biliar se confirma por lo regular con ultrasonografía, que reporta los datos de aumento del espesor de la pared vesicular(colecistitis crónica – inflamación de mucho tiempo), y el tamaño y calibre del conducto colédoco. La colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE) es un examen que se realiza con la intervención de gastroenterología por lo cual el colega con la ayuda del endoscopío flexible canaliza el esfinter de Oddi localizado en la 2° porción del duodeno, e inyecta un medio de contraste para lograr identificar los conductos biliares y pancreáticos a través de rayos X, está indicada en pacientes con anormalidades de las pruebas de la función hepática que sugieren cálculos del colédoco, como también en los pacientes con pancreatitis por litiasis vesicular, sin mejoría. Es fundamental pedir en todos los candidatos a extirpación de la vesícula biliar por cirugía laparoscópica los estudios de la función hepática, amilasa y pruebas de la coagulación. Una explicación detallada a los pacientes de las opciones para tratar los cálculos y la enfermedad vesicular.

Los enfermos a quienes se les propone extirpación de la vesícula biliar por cirugía laparoscópica (colecistectomía por laparoscopia) se les informa que tal vez necesiten una laparotomía (cirugía abierta o convencional) y una colecistectomia comunes y que deben darnos su consentimiento informado para poder prácticar la cirugía.

Procedimiento

Cabe recomendar el uso sistemático de antibióticos profilácticos antes de la cirugía como la cefoxitima o ciprofloxacina y reservalos para pacientes con factores de riesgo médico y en aquellos con manifestaciones de crisis recientes de colecistitis (inflamación de la vesícula biliar). Se inicia con el paciente bajo anestesia general. Se coloca a la cabecera del paciente dos monitores de video, uno a la derecha u otro a la izquierda, para que el equipo quirúrgico vea de manera adecuada el método. Un dato importante es que el cirujano y su primer ayudante deben tener a la vista el insuflador para así vigilar visualmente la presión intraabdominal. El estómago se descomprime por medio de una sonda nasogástrica, para facilitar la visión del campo operatorio. Una vez colocado en posición correcta todo el equipo se inicia el procedimiento.

La extirpación de la vesícula biliar por cirugía laparoscópica (colecistectomía por laparoscopia) es un metodo poco invasor. Los candidatos posibles para la práctica están los pacientes con cálculos vesiculares o discinesia (trastorno de la motilidad, la vesícula biliar no se contrae adecuadamente) biliar que produce síntomas. No existe contraindicaciones especificas, salvo factores de mal riesgo quirúrgico. La cifra de conversión de la técnica laparoscópica en otra de tipo abierta se presenta un ligero aumento en los pacientes con cuadros previos de inflamaciones, como de enfermedades agudas, pancreatitis, trastornos hemorrágicos, variantes anatómicas poco comunes.

Recuperación

La duración de la estadia en el hospital y el lapso de recuperación postoperatorio se han acortado extraordinariamente, en comparación con la de la colecistectomía estándar. La extirpación de la vesícula biliar por cirugía laparoscópica brinda ventajas suficientes a los pacientes, al grado que se ha vuelto la norma de la práctica en casi todos los casos.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario