La obesidad infantil podría estar asociada a un tipo de otitis asintomática


La obesidad infantil podría estar asociada con la otitis media con efusión, es decir, con acumulación de líquido en el oído medio sin la existencia de síntomas de infección, según un estudio de la Universidad de Kyung Hee en Seul (Corea) que se publica en la revista Archives of Otolaryngology-Head & Neck Surgery.

Los investigadores estudiaron 155 niños con esta enfermedad, de entre dos y siete años que fueron tratados con tubos de ventilación entre los años 2004 y 2006. Los datos del índice de masa corporal (IMC), colesterol total y nivel de triglicéridos de estos niños se compararon con los de otros 118 que no habían padecido este tipo de trastorno auditivo. El IMC medio del grupo de niños con otitis media con efusión fue superior al del grupo control, 22 frente al 16,3, así como el nivel total de colesterol, 195 miligramos por decilitro frente a 159,3 miligramos por decilitro. En el caso de los niveles de triglicéridos, éstos no diferían entre ambos grupos.

Los investigadores también dividieron el grupo de niños con otitis con efusión en dos subgrupos formados por aquellos que padecían obesidad y aquellos otros que no. Los investigadores descubrieron que el 34,7 por ciento de los niños eran obesos si se tenían en cuenta sus niveles de triglicéridos y que este porcentaje disminuía hasta el 19,2 por ciento si era su concentración de colesterol lo que se tenía en cuenta.

Según los autores, la frecuencia de inserción del tubo de ventilación en el grupo experimental no estaba asociada a la obesidad pero sí a las medidas de IMC, el total de triglicéridos o de colesterol.

Al comparar los niños con y sin este tipo de otitis, los investigadores descubrieron que la obesidad infantil fue significativamente superior en niños con la afección. Según los autores del trabajo, la obesidad infantil podría estar asociada con la incidencia de la otitis media con efusión.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario