Las intervenciones de cirugía estética han decrecido un 26,6% respecto a años anteriores


En los últimos años se creía que España era líder del mundo en la práctica de cirugía estética. Sin embargo, el primer estudio objetivo realizado sobre esta actividad por la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), que organiza a una gran cantidad de clínicas estética, ha desvelado que ocupa el puesto decimoquinto. El informe, denominado “La Realidad de la Cirugía Estética en España” y que se ha dado a conocer a finales de 2010, ha aportado nuevos y reveladores datos sobre la situación de las intervenciones de cirugía estética en nuestro país, que expone y comenta en esta entrevista Ezequiel Rodríguez, presidente de la SECPRE.

¿Es España líder en la realización de cirugía estética?

No lo es. La SECPRE ha realizado un estudio objetivo, con entrevistas a 825 clínicos privados, directores y gerentes acerca de la actividad de cirugía estética en el año 2009 y hemos detectado que en nuestro país durante ese año se realizaron 105.000 intervenciones quirúrgicas. No me refiero a procedimientos estéticos o cosméticos, sino a intervenciones.

Las intervenciones de cirugía estética han decrecido un 26,6% respecto a años anteriores Cirugía Plástica

¿Es el primer estudio de este tipo que se realiza?

Es el primero objetivo. La cirugía estética no se realiza en hospitales públicos de salud, sino en centros privados, y hasta ahora no había ningún estudio que reuniese todos los datos de manera precisa. Ello no quiere decir que las cifras que se daban antes no fueran correctas, sino que el cómputo final podía deberse a la inclusión tanto de las intervenciones como de los procedimientos estéticos.

¿Ha tenido la crisis un impacto en la realización de operaciones de cirugía estética?

Según las encuestas realizadas, podemos saber que han decrecido un 26,6% respecto a años anteriores, aunque este porcentaje varía de unas comunidades autónomas a otras.

¿Y este decremento se atribuye a la crisis o influyen otros factores?

Es directamente atribuible a la crisis, igual que ocurre con otras actividades, como el ocio, las vacaciones o la compra de vehículos, entre otros.

Según los datos que se desprenden del estudio de la SECPRE, ¿cuáles son las cirugías más demandadas?

Se ha realizado un estudio detallado por sexo, edad y zonas del cuerpo donde se practican estas intervenciones. La mayor parte de la cirugía estética se efectúa en la cara: se retocan párpados, nariz, labios. El ranking de las cirugías estéticas en España lo ocupa, en primer lugar, la liposucción (con 20.069 operaciones), en segundo, el aumento de pecho (18.516), en tercero, la blefaroplastia (7.262) seguido de la rinoplastia (5.701) y, en quinto, la abdominoplastia (4.352). Esto sucede parecido en ambos sexos, aunque los hombres solicitan más intervenciones en la cara y las mujeres, en el resto del cuerpo.

¿Qué ocurre con las personas jóvenes? ¿Cada vez más se someten a una intervención de cirugía estética?

No, no es así. Tenemos datos comprobados respecto a las edades. El 22% de los pacientes es menor de 29 o 30 años, entre 30 y 44 años, suponen el 41%, y a partir de los 45, el 36%. En los dos primeros casos, los porcentajes de pacientes intervenidos son similares en ambos sexos, mientras que, por encima de los 45 años, los hombres solicitan más operaciones.

¿Ha aumentado la proporción de hombres que recurren a este tipo de cirugía?

Por género, el 87,7% de los pacientes son mujeres y el 12,3% son hombres, es decir, de cada 10 pacientes, 9 son mujeres y 1 es hombre.

¿Repetirán este estudio en el futuro?

Habría que renovarlo cada cuatro o cinco años para comparar los datos que hemos obtenido en años anteriores, además de compararlos con los de otros estudios del resto del mundo. Con los datos que hemos obtenido esta primera vez, se puede afirmar de forma contundente que España está en el decimoquinto puesto del mundo en la realización de cirugía estética. Este cálculo se efectúa en relación al número de habitantes y al hecho de que, al haber diversos países emergentes, tanto latinoamericanos, como China e India, se realizan muchas más cirugías porque la población es muy extensa. Por lo tanto, afirmar que España es líder en cirugía estética no es cierto en el sentido de la práctica de esta cirugía, pero no podemos afirmar lo mismo del resto de procedimientos. Sabemos, por el marco comercial, que en el año 2009 se utilizaron entre 79.000 y 80.000 dosis de toxina botulínica, lo que se podría añadir a las intervenciones de cirugía estética que se llevaron a cabo. Pero como estos pacientes no son quirúrgicos, no se han incluido en nuestro estudio, como tampoco las depilaciones, los peelings o las inyecciones, ya que no se practican en los hospitales.

Presente y futuro de la cirugía estética en España

Las intervenciones de cirugía estética no han salido indemnes de la crisis económica que ha afectado a diversos sectores. Según datos de una encuesta realizada por la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética, el 76% de las personas consultadas considera que la crisis ha afectado a esta actividad y el 96% cree que ha conducido a un descenso de este tipo de intervenciones, cifrado en un promedio del 26,6%.

“Esta actividad, como otras que son prescindibles y no ponen en peligro la vida ni la salud de los pacientes, menguan ante ciertas alarmas de crisis y siempre van a experimentar esta disminución”, explica Ezequiel Rodríguez. No obstante, el futuro de la especialidad es amplio, tranquiliza, ya que además de la cirugía estética abarca la cirugía plástica y reparadora, “que es mucho más amplia y engloba intervenciones de cirugía de mama, malformaciones congénitas, operaciones de grandes quemados. Todo esto contribuye al estado de bienestar y equilibrio físico de la población”.

En nuestro país, en 2009 la cirugía estética representó un volumen económico de 106 millones de euros, una muestra clara de que, a pesar de la crisis, la población recurre a ella, aunque sea en menor medida. Las personas que más se someten a la cirugía estética son quienes pertenecen a un nivel sociocultural y económico medio/alto. No obstante, el presidente de la SECPRE matiza que “las clases medias tienen un nivel cultural muy alto y someterse a esta cirugía está más relacionado con el nivel cultural que con el económico”.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Cirugía Plástica.




Deja un comentario