Lo que debe saber una mujer antes de hacerse una prueba de Papanicolau y del VPH


• Casi todas las personas sexualmente activas contraerán VPH en algún momento de sus vidas, aunque en la mayoría de los casos no lo sabrán porque el VPH por lo general no presenta signos o síntomas.

• Existen unos 40 tipos de VPH genital. En la mayoría de los casos el VPH desaparece en un lapso de dos años sin causar problemas de salud. Se cree que el sistema inmunitario se defiende en forma natural de una infección por VPH.

• Pero algunas veces el VPH no desaparece en dos años. Algunos tipos de VPH pueden permanecer y provocar cambios en las células del cuello uterino de una mujer. Si estos cambios no son tratados, con el tiempo pueden originar un cáncer de cuello uterino.

• Usted puede prevenir el cáncer de cuello uterino si se hace la prueba de Papanicolau en forma regular y si sigue las recomendaciones de su médico. Este examen puede detectar cambios en las células del cuello uterino (causados por el VPH). De esta manera se pueden tratar estos cambios celulares antes de que deriven en cáncer.

• En algunos casos el profesional de la salud podría hacerle una nueva prueba del VPH junto con la prueba del Papanicolau. Con la prueba del VPH se puede saber si usted tiene los tipos de VPH relacionados con el cáncer de cuello uterino. Esta prueba le puede servir a su médico para decidir cuándo debe volver a realizarle un examen, o si tiene que hacerle otros tipos de pruebas.

• Asuma el control de su salud: hágase la prueba para detectar el cáncer de cuello uterino, asegúrese de recibir los resultados de la prueba y siga las recomendaciones cumpliendo con sus citas y con los cuidados médicos.

• Pregúntele a su médico sobre cuándo debe volver a hacerse la prueba de detección de cáncer del cuello uterino.

• Recuerde que debe continuar sus visitas al médico para las consultas de rutina para las mujeres sanas. Estas visitas son una oportunidad para revisar que no haya problemas de salud y para hablar con el médico sobre temas de salud que le preocupen a usted. Las visitas de control para mujeres sanas son distintas para cada mujer según la edad y las necesidades de salud individuales.

Los expertos recomiendan que las mujeres que obtengan resultados normales en sus pruebas de Papanicolau y del VPH vuelvan a hacerse ambas pruebas dentro de tres años.

• Si la prueba del Papanicolau o la del VPH sale anormal necesitará volver al médico para que le hagan más pruebas. Asegúrese de acudir a todas sus citas médicas y de someterse a las pruebas que le recomiende su médico.

• Un resultado anormal en una prueba no significa que usted tenga cáncer de cuello uterino. Pero tal vez usted puede tener el VPH o cambios anormales en sus células.

• Los médicos pueden tratar los cambios en las células causados por el VPH, pero no el propio virus del VPH.

• En la mayoría de los casos, las mujeres con VPH no contraerán cáncer de cuello uterino si siguen las recomendaciones de su médico.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Fertilidad y Embarazo.




Deja un comentario