Los suplementos de vitamina C disminuyen el efecto perjudicial del humo del tabaco a nivel pulmonar


Los suplementos de vitamina C pueden detener en gran medida la reducción grave de la vitamina E en los fumadores, un antioxidante que supone la primera línea de defensa de los tejidos pulmonares frente a los efectos dañinos del humo del tabaco, según un estudio de la Universidad de Oregon (Estados Unidos) que se publica en la revista Free Radical Biology and Medicine.
Los resultados de la investigación estaban basados en un estudio con fumadores y no fumadores que mostró que los suplementos de 1.000 miligramos de vitamina C al día podían reducir hasta un 45 por ciento la tasa de degradación de una forma de vitamina E en los fumadores. En general, los suplementos de vitamina C ayudaron a proteger el funcionamiento y los niveles de vitamina E en plasma, de tal forma que los fumadores que ingirieron suplementos tenían los mismos niveles de protección antioxidante que los no fumadores.

La vitamina E es una de las primeras líneas de defensa en los tejidos pulmonares humanos contra los efectos dañinos del humo de tabaco que crea radicales libres perjudiciales. Si el organismo tiene los niveles adecuados de vitamina E, este antioxidante protector puede interactuar con los radicales creados por el tabaco y prevenir la destrucción del epitelio pulmonar.

Según los científicos, en este proceso, la vitamina E puede convertirse en un radical pero si los niveles de vitamina C son los adecuados, la vitamina E puede volver a una forma no dañina y continuar con su papel protector. En ausencia de la vitamina C, este proceso se desactiva. Este y otros estudios del grupo de científicos han mostrado que en fumadores la vitamina E reduce su concentración en los tejidos con el fin de mantener los niveles adecuados en la sangre.

Durante la investigación, los participantes tomaron una dieta baja en frutas y vegetales durante tres meses, lo que les llevó a tener niveles bajos de vitamina C. A algunos de ellos se les proporcionó entonces suplementos de vitamina C y a otros placebo. Los fumadores que tomaban los suplementos tenían niveles similares de vitamina E en plasma que los no fumadores. Pero los fumadores que no tenían suficiente vitamina C perdían vitamina E alfa y gamma un 25 y un 45 por ciento más deprisa respectivamente que los no fumadores.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Oncología.




Deja un comentario