Madres fumadoras


Los bebes de madres que fuman durante el embarazo podrían nacer con la función pulmonar alterada .
Los bebes, de madres que han fumado durante su embarazo, presentan una función pulmonar alterada que, en la mayoría de los casos, ocasiona episodios de sibilancias, síntoma caracterizado por silbidos producidos por la obstrucción de las vías respiratorias, según manifestó el jefe de la sección de Neumología del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús de Madrid, José Ramón Villa Asensi, en la presentación de su libro “Sibilancias en el lactante” destinado a pediatras.
Asensi explicó que la silibancia afecta principalmente a niños menores de tres años y es la primera causa de consulta a pediatras. Diversos estudios epidemiológicos señalan que más del 50% de los niños menores de tres años han presentado sibilancias en alguna ocasión. En España, se registran anualmente 150.000 consultas pediátricas en atención primaria como consecuencia de este problema.

Estos episodios de crisis respiratorias se repiten con frecuencia en un 30% de los casos en niños pequeños lo que representa un problema y es un posible indicio de desarrollo asma en la edad adulta.

Existen tres tipos de niños que pueden verse afectados por este problema, según el doctor: los que presentan sibilancias precoces transitorias, los que sufren sibilancias persistentes no atópicas y los que presentan silibancias persistentes atópicas.

Los transitorios son niños que sufren episodios de broncoespasmo durante la época de lactancia y desaparece sin dificultad. Las sibilancias persistentes no atópicas de la que aparecen sus síntomas antes del año de vida y mejoran durante la adolescencia. Sin embargo, la mitad de los niños con silibancias recurrentes durante los primeros años de vida y que continúan con los episodios hasta los 6, son atópicos, con antecedentes alérgicos y asmáticos, y son los que, con mayor probabilidad, persistirán con el asma en la edad adulta.

Villa Asensi explicó que, en el caso de episodios recurrentes de silibancias, el tratamiento más usado es el de corticoides inhalados, aunque reconoció que la vía de administración suele ser un problema en niños de hasta tres años. Generalmente, en los casos repetidos de silibancias, se aplican terapias de mantenimiento durante los meses del invierno, intentando discontinuarlo durante los meses cálidos. Y esta situación se mantiene hasta que el especialista puede determinar a qué tipo de grupo pertenece el niño y por tanto definir si debe tener una medicación permanente o no.

El libro se distribuirá entre los pediatras de atención primaria y especializada de España y se espera que la propuesta editorial, que incluye aspectos epidemiológicos, inmunológicos, diagnósticos y terapéuticos de la patología respiratoria, llegue a Iberoaméroamérica.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Consejos para Mamá.




Deja un comentario