Mutaciones de resistencia cruzada y multirresistencia


En ocasiones, las mutaciones generadas como respuesta al tratamiento con un fármaco confieren pérdida de sensibilidad a otros de la misma familia. En algunos casos, la resistencia cruzada se debe a que las mutaciones primarias son las mismas (p.e. la substitución V82F en la proteasa condiciona resistencia a RTV e IDV). Otras veces, la inespecificidad de las mutaciones secundarias (fundamentalmente para los IP), es responsable de que se superponga cierto grado de resistencia entre los fármacos de una misma familia. Una situación especial es la del d4T, ya que en un 15-30% de ocasiones origina las mutaciones clásicamente vinculadas a AZT (M41L y T215Y), aunque tardan más en aparecer y comprometen su actividad en menor grado.
Por otro lado, las mutaciones de multirresistencia confieren pérdida de sensibilidad a todos los fármacos de una misma familia. Hasta el momento se han descrito tres mecanismos de multirresistencia a NRTI:
1. Complejo de la mutación Q151M junto con otras en las posiciones 62, 75, 77 y 16 de la RT, que confiere resistencia a AZT, ddI, ddC, d4T y ABC y, en menor grado, a 3TC.
2. Inserción de dos aminoácidos en el loop b2-b3 de la RT (entre las posiciones 67-70), que en combinación con la mutación T215Y confiere resistencia a todos los NRTI.
3. Fijación gradual en la cepa viral predominante de mutacionesindividuales de resistencia a los distintos fármacos utilizados.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Medicamentos.




Deja un comentario