Nuevo método podría hacer más efectiva la fertilización in vitro


Nuevo método podría hacer más efectiva la fertilización in vitro

Un grupo de investigadores dijo haber desarrollado un método para predecir qué embriones de probeta son los más propensos a desarrollarse adecuadamente y otorgó una licencia para la creación de un test comercial basado en sus hallazgos.

Los resultados, publicados en la revista Nature Biotechnology, también brindan algunos nuevos enfoques sobre el desarrollo de los embriones de días de vida, por ejemplo cómo los bebés heredan algunos genes de la madre y otros del padre.

Los científicos indicaron que el nuevo test podría ayudar a las clínicas de fertilidad a escoger los mejores embriones para implantarlos en el útero de las pacientes. Esto ahorraría a las mujeres el sometimiento a varias terapias y permitiría mejorar el actual sistema que consiste en implantar múltiples embriones para tratar de obtener un embarazo, pero con el riesgo de que se desarrolle más de un bebé.

«Nuestros hallazgos arrojan luz sobre el desarrollo del embrión humano», escribió el equipo de Renee Reijo Pera, de la Stanford University en California.

«Nuestros métodos y algoritmos brindarían un enfoque para el diagnóstico temprano del potencial del embrión en la reproducción asistida», añadieron los autores.

Los llamados «bebés de probeta» son concebidos a través de la unión del óvulo con el espermatozoide fuera del útero, en el laboratorio, para luego transferir el embrión al vientre femenino para su posterior desarrollo. La mayoría de los embriones implantados no se desarrollan correctamente y por ello los laboratorios han estado buscando formas de mejorar la tasa de éxito del método.

Aunque no es lo recomendado, algunas clínicas que realizan fertilización in vitro (FIV) implantan más de un embrión en el útero materno, lo que puede llevar al nacimiento de trillizos, cuatrillizos e incluso más niños.

Esos bebés casi siempre nacen prematuramente y enfrentan problemas de salud. Todos los embarazos son delicados, incluso aquellos logrados de manera natural. La entidad benéfica March of Dimes, fundada para combatir los defectos congénitos, estima que hasta el 50 por ciento de todas las gestaciones terminan en un aborto espontáneo, muchos incluso antes de que la mujer sepa que está embarazada.

Para el nuevo test, los investigadores observaron a los embriones dividirse y desarrollarse desde el momento en que el espermatozoide se une con el óvulo en el laboratorio. A medida que los embriones crecían, también evaluaron la expresión genética, observando qué genes y cuándo se activaban.

Para su sorpresa, el equipo halló que casi desde el comienzo parte del puñado de células tenía diferentes genes activos. El destino de un embrión -si logrará desarrollarse normalmente o no- pareció determinarse en mucho casos desde el momento de la concepción y depender fuertemente del óvulo materno, hallaron los investigadores.

Los embriones más propensos a formar el grupo celular denominado blastocisto se desarrollaron a una tasa concreta y medible, añadió el equipo. Auxogyn, Inc., una compañía privada de tecnología médica, informó en un comunicado que adquirió una licencia exclusiva de la Stanford University para desarrollar productos relacionados con estos hallazgos.

«La formación del blastocisto es un momento crucial en el desarrollo de un embrión humano y brinda criterios más objetivos para la selección de qué embrión(es) transferir», indicó en el comunicado Lissa Goldenstein, presidenta ejecutiva de Auxogyn.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Fertilidad y Embarazo.




Deja un comentario