Pediculosis, piojos en la cabeza


Llamados también Pediculus humanus capitis, los piojos de la cabeza son insectos parasitarios que se encuentran en la cabeza de las personas. Es muy común tener piojos en la cabeza. Sin embargo, no hay datos confiables sobre el número de personas que anualmente se infectan con piojos de la cabeza, en los Estados Unidos.

¿Quién está expuesto al riesgo de tener piojos en la cabeza?

Cualquier persona que esté en contacto cercano (en particular, el contacto de cabeza con cabeza) con otra persona que ya tiene piojos en la cabeza corre el mayor riesgo. En ocasiones, se pueden adquirir piojos de la cabeza por contacto con prendas de vestir como sombreros, bufandas, abrigos y otros artículos de uso personal, como cepillos o toallas, que pertenecen a una persona infestada. Los niños en edad preescolar y primaria, de 3 a 11 años, y sus familias son los que se infestan más frecuentemente. Las niñas adquieren piojos de la cabeza con más frecuencia que los niños, y las mujeres más que los hombres. En los Estados Unidos, los afroamericanos rara vez adquieren piojos. Ni la higiene personal ni la limpieza en el hogar o en el colegio tienen nada que ver con la infestación de piojos en una persona.

Pediculosis, piojos en la cabeza Dermatología

¿Cómo son los piojos de la cabeza?

Hay tres formas de piojos: los huevos (también conocidos como liendres), las ninfas y los piojos adultos.

¿Dónde se encuentran más comúnmente los piojos de la cabeza?

Se encuentran más comúnmente en el cuero cabelludo, detrás de las orejas y cerca de la línea del cabello en la nuca. Los piojos de la cabeza se sostienen en el cabello con garras parecidas a un gancho, que tienen en el extremo de cada una de sus seis patas. Los piojos de la cabeza rara vez se encuentran en el cuerpo, en las pestañas o en las cejas.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la infestación por piojos de la cabeza?

¿Cómo se contagió mi hijo con piojos de la cabeza?

El contacto con una persona que ya está infestada es la manera más común de contagiarse piojos de la cabeza. El contacto de cabezas es común cuando los niños juegan en el colegio y en el hogar (en actividades deportivas, parques infantiles, campamentos, y cuando las niñas se reúnen y se quedan a dormir en casa de otras amigas).

Con menos frecuencia

¿Cómo se diagnostica la infestación por piojos de la cabeza

La infestación se puede diagnosticar al mirar de cerca el cuero cabelludo en busca de liendres, ninfas o piojos adultos. Puede ser difícil encontrar una ninfa o un piojo adulto; por lo general, hay unos pocos que se mueven con rapidez y evaden los dedos de la persona que los busca. Aun cuando no se vea ningún piojo en movimiento, la presencia de liendres a menos de un 1/4 pulgada del cuero cabelludo es indicación de que la persona está infestada y debe ser tratada. Si solo se encuentran liendres en una persona a más de 1/4 de pulgada del cuero cabelludo (y no se ven ninfas ni piojos adultos), es probable que se trate de una infestación antigua, por lo que la persona no necesita hacerse ningún tratamiento.

Si usted no está seguro de que una persona tiene piojos en la cabeza, es preferible que el diagnóstico lo haga su proveedor de servicios de salud, la enfermera escolar o un profesional del departamento de salud de su localidad o del servicio de extensión agrícola.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Dermatología.




Deja un comentario