¿QUÉ ES EL TRASTORNO BIPOLAR?


· El trastorno bipolar, antes conocido como “depresión maníaca”, es una enfermedad mental común grave.
· Es un tipo de “trastorno del humor” que produce cambios drásticos y graves de humor.
· Las personas con trastorno bipolar experimentan cambios de humor, pasando de períodos en los que están “a tope” del todo o eufóricos (los denominados episodios de “manía” o “episodios maníacos”), a períodos de tristeza y desesperanza (depresión), que se repiten de forma cíclica a menudo con períodos de humor normal (“eutimia”) entre ambos.
· El trastorno bipolar comienza de forma típica en la adolescencia tardía o edad adulta temprana (entre las edades de 15 y 24 años) y estos episodios de manía y depresión habitualmente se presentan recurrentemente durante toda la vida de la persona.
· El trastorno bipolar se confunde habitualmente con otras enfermedades, como la depresión y pueden transcurrir hasta diez años hasta que se diagnostica correctamente.1,2 Por consiguiente, las personas pueden padecer síntomas durante años antes de recibir un tratamiento adecuado.

¿ES MUY COMÚN EL TRASTORNO BIPOLAR?

· El trastorno bipolar afecta a personas de cualquier origen y afecta tanto a hombres como a mujeres.1-3
· Datos estimados de los EE.UU. sugieren que el trastorno bipolar afecta a entre el 0,3 por ciento y el 3,7 por ciento de las personas.1,4-6

¿CUÁL ES LA CAUSA DEL TRASTORNO BIPOLAR?

· Las causas del trastorno bipolar no son totalmente conocidas, se cree que no existe una única causa, sino que son más bien una serie de factores que actúan conjuntamente.
· El trastorno bipolar puede ser hereditario y nuestros genes pueden determinar susceptibilidad a desarrollarlo.7
· Algunas teorías sugieren que el trastorno bipolar se debe a un desequilibrio de determinadas sustancias químicas cerebrales (“neurotransmisores”) o a una interrupción de las vías a través de las cuales circulan los mensajes en el cerebro.8

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

Los principales síntomas del trastorno bipolar son los cambios de humor entre episodios de manía y depresión.

Manía bipolar: La manía bipolar es cuando una persona tiene un humor excesivamente exaltado o irritable. Un episodio maníaco puede ser grave o de leve a moderado (denominado “hipomanía”). Los síntomas pueden incluir:
· Autoestima exagerada / autoconfianza excesiva
· Poca necesidad de sueño
· Modo de hablar muy rápido
· Pensamientos competitivos
· Comportamiento impulsivo e inapropiado o enfrentarse a riesgos inusualmente grandes
· Agitación y agresión
· Alucinaciones, pensamientos delirantes y pensamiento desordenado (“psicosis”)

Depresión bipolar: Los síntomas pueden incluir:
· Sentimiento persistente de tristeza o desesperación
· Trastornos del sueño
· Apetito reducido
· Sensación de placer disminuida
· Apatía
· Baja autoestima
· Pensamientos suicidas

La depresión habitualmente dura más que los episodios maníacos.3

¿CUÁLES SON LOS DIFERENTES TIPOS DE TRASTORNO BIPOLAR?

Existen diferentes tipos de trastorno bipolar con diferentes patrones de enfermedad, por ejemplo:

· Bipolar I – implica períodos de depresión recurrente, intercalados con períodos totalmente maníacos o “mixtos”, en los pueden darse simultáneamente signos de manía y de depresión.
· Bipolar II – implica períodos de depresión recurrentes, intercalados con períodos prolongados (al menos cuatro días) de manía leve a moderada (hipomanía).
· Trastorno bipolar de ciclo rápido – cuando se experimentan al menos cuatro episodios de manía o depresión dentro de un período de 12 meses.
· Trastorno bipolar no especificado – implica períodos recurrentes de depresión, intercalados con períodos breves (menos de cuatro días) de hipomanía.
· Ciclotimia – implica períodos prolongados (al menos dos años) de alternancia de depresión leve (“distimia”) e hipomanía.

LA REPERCUSIÓN SOCIAL DEL TRASTORNO BIPOLAR

· La repercusión personal del trastorno bipolar puede ser grave y devastador, afectando al trabajo, a las relaciones y a la calidad de vida.
· El trastorno bipolar es la sexta causa más importante de discapacidad en todo el mundo entre personas de 15 a 44 años de edad.9
· Casi la mitad de todos los individuos con trastorno bipolar intentan al menos una vez en su vida suicidarse.10
· En un estudio de personas con trastorno bipolar hospitalizados por un episodio maníaco, el 43 por ciento tenían un empleo en el sexto mes de seguimiento (aunque sólo el 21 por ciento tenían un empleo acorde a su experiencia y formación), a pesar de que casi el 80 por ciento del grupo de estudio presentaban muy pocos síntomas o ningún síntoma.11

LA REPERCUSIÓN ECONÓMICA DEL TRASTORNO BIPOLAR
· El trastorno bipolar representa una carga económica importante para los pacientes, sus cuidadores, los servicios sanitarios y para la sociedad.
· En 1998, el coste medio de por vida de un nuevo caso de trastorno bipolar en los EE.UU. iba desde casi 11.750 dólares para un episodio maníaco único hasta 625.000 dólares en el caso de un episodio sin respuesta/crónico. Se ha estimado que el coste total de por vida del conjunto de personas en las que se diagnosticó trastorno bipolar en 1998 es de 24.000 millones de dólares.12

¿CÓMO SE TRATA EL TRASTORNO BIPOLAR?

· Existen varios aspectos relativos al manejo del trastorno bipolar:
· Tratamiento de episodios agudos de manía
· Tratamiento de episodios agudos de depresión bipolar
· Prevención de recaídas – “tratamiento de mantenimiento”, administrado a largo plazo. Aunque actualmente no existe cura para el trastorno bipolar, la mayoría de las personas se tratan con una combinación de fármacos, junto con otras formas de terapia, p.ej., psicoterapia.
· Aunque muchas personas con trastorno bipolar pueden tratarse fuera del hospital, las personas con episodios agudos graves pueden requerir hospitalización.

¿QUÉ MEDICACIONES SE UTILIZAN PARA TRATAR EL TRASTORNO BIPOLAR?

Con frecuencia para tratar el trastorno bipolar se utiliza una combinación de fármacos, por ejemplo:

Estabilizadores del humor: Aquí se incluyen el litio, divalproex y carbamazepina. Los estabilizadores del humor tradicionales se utilizan para el tratamiento de todos los aspectos del trastorno bipolar, incluido el tratamiento de mantenimiento a largo plazo. Sin embargo, muchos de estos agentes tienen efectos secundarios problemáticos y el litio requiere un control regular de las concentraciones sanguíneas y de la función renal.

Antipsicóticos: Se incluyen antipsicóticos convencionales “típicos”, como haloperidol y antipsicóticos “atípicos” más nuevos, como quetiapina, risperidona y olanzapina. Los antipsicóticos se utilizan para tratar la manía en el trastorno bipolar. Los nuevos datos sugieren que algunos antipsicóticos atípicos pueden desempeñar también algún papel en el tratamiento de episodios depresivos en el trastorno bipolar.13,14 Los antipsicóticos atípicos generalmente tienen un perfil de efectos secundarios más favorable que los antipsicóticos típicos, aunque existen diferencias significativas entre los diferentes agentes.

Antidepresivos: Los antidepresivos como paroxetina, bupropiona y fluoxetina, se pueden usar para tratar la depresión bipolar. Sin embargo, deberían usarse en combinación con un estabilizador del humor, ya que pueden hacer que el humor cambie de nuevo a la manía.

¿ES LA ADHERENCIA AL TRATAMIENTO UN PROBLEMA EN EL TRASTORNO BIPOLAR?

Hasta el 64 por ciento de las personas con trastorno bipolar no toman su medicación en la forma en que se les ha prescrito (es decir, “no cumplen” el tratamiento).15

La falta de adherencia es la causa más común de recaída15, lo cual tiene como resultado una hospitalización más frecuente y prolongada. En un estudio, el 68 por ciento de las personas con trastorno bipolar requirieron tratamiento hospitalario en el plazo de 90 días desde la interrupción de su medicación.16

La falta de adherencia en los tratamientos del trastorno bipolar está asociada a grandes costes.17

Los tratamientos eficaces y bien tolerados pueden mejorar la adherencia a la medicación.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Psicología y Psiquiatría.




Deja un comentario