Recomendaciones para la realización del test del VIH en la práctica clínica rutinaria


Los autores de estas guías destacan que pese a que el 25% de los infectados por VIH de los EEUU no lo saben, los médicos de Atención Primaria encuentran diferentes obstáculos para realizar el test como son por ejemplo el tiempo insuficiente, la falta de conocimiento y preparación, los problemas con el consentimiento informado y el counselling, la falta de aceptación por parte de los pacientes y los problemas de reembolso por parte de las aseguradoras.
Más de la mitad de las nuevas transmisiones sexuales de VIH provienen de pacientes que no conocen su estado seropositivo. Tras el diagnóstico estos pacientes reducen sus prácticas sexuales de riesgo un 64%.
Los CDC, el Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología y el Colegio Americano de Medicina recomiendan la realización del test del VIH a todas las personas de entre 13 y 64 años. No obstante el Colegio Americano de Médicos de Familia no recomienda la realización del test de forma rutinaria.
Dado que el diagnóstico precoz del VIH limita la transmisión del virus y mejora el pronóstico parece importante realizar el test en Atención Primaria. Con el objeto de reducir las barreras anteriormente citadas las guías actuales pretenden estandarizar el proceso y hacerlo menos estigmatizante. Las evidencias parecen indicar que el Consentimiento está implícito dentro de los cuidados rutinarios médicos y ello mejora la aceptación del test.
En EE. UU. los CDC ya no recomiendan el counseling pretest ni el consentimiento escrito aunque sí destacan que se puede utilizar ese momento para ofrecer información sobre el VIH, tranquilizar a los pacientes sobre el miedo a la discriminación e identificar y reducir las conductas de riesgo. Recomiendan que toda persona con riesgo elevado de contraer VIH se realice el test al menos una vez: usuarios de drogas intravenosas y sus parejas sexuales, parejas sexuales de personas infectadas por VIH y hombres que practican sexo con hombres.
Los Médicos de Atención Primaria pueden realizar el test a una mayor población posibilitando así el diagnóstico precoz, la disminución de nuevas transmisiones y facilitando el acceso al tratamiento.
Las recomendaciones son las siguientes:
• Dependiendo de las características del Centro de Salud se puede optar por realizar el test de forma generalizada a toda la población de entre 13 y 64 años, o hacerlo basándose en los diferentes niveles de riesgo
• Se debe realizar el test del VIH a toda mujer embarazada en su primer trimestre del embarazo
• En mujeres embarazadas con factores de riesgo o que viven en áreas de alta prevalencia se puede realizar un segundo test el tercer trimestre del embarazo
• Si las leyes estatales lo permiten se recomienda un consentimiento verbal, presumido al realizar el test del VIH
• El counselling previo a la realización del VIH debe adaptarse a las necesidades personales del paciente

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Investigación Médica.




Deja un comentario