Resistencia a los fármacos antirretrovirales en el postparto en mujeres, infectadas por VIH-1, que reciben tratamiento antirretroviral durante el embarazo


INTRODUCCIÓN: La terapia antirretroviral durante el embarazo (PLAT: Pregnancy-limited antirretroviral therapy) reduce drásticamente la transmisión del VIH-1 al recién nacido, pero puede seleccionar mutantes resistentes al tratamiento antirretroviral, en las madres.
MÉTODOS: Se evaluaron mujeres infectadas por VIH-1, sin tratamiento antirretroviral previo, pero que recibieron PLAT entre 1998 y 2005, y se analizaron los niveles de ARN del VIH-1 con más de 500 copias / ml, de las muestras plasmáticas disponibles a los 2 y 6 meses posteriores al parto. Las tasas de resistencia al tratamiento antirretroviral posparto se evaluaron a ciegas mediante la secuenciación de la población y realizando PCR específica (ASPCR) de las mutaciones de los alelos M184V, K103N, y D30N. Se investigaron los factores asociados con la selección de mutantes resistentes al tratamiento antirretroviral-
RESULTADOS: Ciento cuarenta y seis mujeres fueron incluidas. Todas las mujeres recibieron zidovudina y lamivudina durante el embarazo, el 76% también recibió nelfinavir y el 8,2% nevirapina. Las tasas de resistencia se obtuvieron a partir de 114 mujeres (78%). Las tasas de resistencia en el posparto a un antirretroviral, doble resistencia y triple resistencia fueron, respectivamente, 43, 6,1 y 0% (63,2, 10,5 y 1,7% por ASPCR). En las mujeres que recibieron PLAT doble o triple, respectivamente, después del parto, las tasas de M184V/I fueron del 65% (95% en ASPCR) y el 28,7% (51,6% en ASPCR), respectivamente (P <0,01). La tasa de resistencia a un inhibidor de la transcriptasa inversa no nucleósido (ITINN), entre las mujeres que recibieron nevirapina fue del 25% para K103N (37,5% en ASPCR) y 12,5% para Y188C. La tasa de resistencia a inhibidores de la proteasa en mujeres que recibieron nelfinavir fue del 1,1% para D30N (1,1% por ASPCR) y 1,1% para L90M. El uso de dos fármacos versus triple terapia en el PLAT y el uso prolongado de zidovudina se asoció con la selección de la mutación M184V. El uso de nevirapina y el uso prolongado de zidovudina y lamivudina se asoció con la selección de la mutación K103N. CONCLUSIÓN: PLAT está asociado frecuentemente a la selección de mutantes resistentes al tratamiento antirretroviral, con baja barrera genética. El uso de tres fármacos en el PLAT disminuye las probabilidades de selección de mutantes resistentes M184V. En las madres, de cara al futuro, el uso rutinario de pruebas para obtener las resistencias a diferentes fármacos a nivel genotípico, mediante el análisis de mutaciones en el posparto, puede ser útil para guiar las decisiones terapéuticas.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Investigación Médica.




Deja una respuesta