Accidentes en el hogar (quemaduras)


Accidentes en el hogar (quemaduras)
Es muy importante que sepan que las quemaduras pueden ser ocasionadas por el contacto o proyección de objetos, partículas o líquidos a temperaturas elevadas y ocurren al:

Situar objetos calientes (estufas eléctricas, lámparas, hornos, tostadores de pan, etc.), en lugares accesibles a los niños o no protegidos adecuadamente.
Utilizar recipientes o cuerpos calientes desprovistos de asas o mangos aislantes.
Manejar objetos a alta temperatura sin protección en las manos.
Cocer o freír los alimentos que dan origen a salpicaduras sin usar tapaderas.
Manipular inadecuadamente pólvoras (cohetes, petardos o cartuchos).
También suelen producirse quemaduras intensas al entrar en contacto la piel con sustancias caústicas  o corrosivas (ácido sulfúrico)

Como prevenir quemaduras:

Colocar en lo posible protecciones alrededor de aquellos objetos que se encuentran calientes y que resultan accesibles necesariamente.
Seleccionar y utilizar objetos provistos de elementos de agarre aislante (mangos, asas, etc.), en buen estado.
Utilizar guantes o manoplas aislantes para mover objetos calientes o manipular dentro de un horno encendido.
Evitar las salpicaduras, usando cubiertas o tapaderas mientras se cocinan los alimentos.
Los mangos de sartenes, cacerolas y pucheros no deben sobresalir del mueble de cocina.
Alejar a los niños de la cocina y zona de planchar.
Situar los objetos calientes o con llama viva fuera del alcance de los niños.
Impedir que los niños jueguen con fosforos y/o mecheros.
Manipule con cuidado cohetes, petardos y cartuchos y no los deje al alcance de los niños.
Manipule con cuidado las baterías de los coches, por contener ácido sulfúrico.
Manipule con cuidado cualquier producto químico así como la soda caústica o la cal viva.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Consejos para Mamá.




Deja un comentario