Adelgaza comiendo Alcachofa


La alcachofa es una verdura que pertenece a la familia de las Asteáceas. Ésta se caracteriza porque sus flores están compuestas por la fusión de cientos de flores diminutas.
A esta verdura se le conoce básicamente porque es un excelente vegetal para adelgazar. Tienen una gran cantidad de propiedades que colaboran con la función digestiva, lo que facilita mucho el hecho de bajar de peso. Muchas veces, el metabolismo digestivo, como así también una correcta síntesis de los alimentos hace que el adelgazar sea más difícil.
Ayuda a combatir la aparición de la celulitis.
Su fibra disminuye la absorción de las grasas y los azúcares.
Su bajo contenido en sodio ayuda a equilibrar la presión sanguínea.
Su contenido en potasio la convierte en muy diurética.
A su vez, su contenido de fibra, vitamina C y flavonoides antioxidantes ayuda a prevenir del riesgo de cáncer y patologías cardiovasculares.
Es depurativa, digestiva y estimula el metabolismo hepatobilia.
Buena protectora del hígado: ciertos compuestos de este vegetal (como el cynarin y el ácido clorogénico) estimulan la producción de la bilis, lo que a su vez promueve una mejor digestión, aumenta el metabolismo de las grasas, mejora el funcionamiento de la vesícula biliar, y del hígado en general.
Disminuye el colesterol.
Regula los niveles de glucemia.
Es un alimento muy recomendable para los diabéticos, ya que su contenido en insulina contribuye a la mejor absorción del calcio, a la estimulación de las defensas naturales de la flora intestinal (efecto bífidus) y a reducir el colesterol y los niveles de azúcar en sangre.
Para evitar que se ennegrezcan antes de cocerlas o de freírlas, deben ponerse en un recipiente con agua fría y el zumo de medio limón. Además hay que evitar los recipientes de hierro y de aluminio, ya que estos aportan un desagradable color oscuro, alterando también sus propiedades.
Vía dietas.net

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario