Algunas recomendaciones generales para saber escuchar en los grupos de apoyo a la lactancia


Hito 1. Romper el hielo. Saludar a la madre, presentarse con el nombre, preguntar el de ella, para establecer comunicación, puede hacerle algunas preguntas abiertas sobre cómo está ella, cómo está el bebé, cómo le está yendo con la lactancia. Animar a la madre a hablar de ella misma y del bebé. Paralelamente observe de una manera general a la madre y al bebé, perciba si la madre se ve contenta, si porta alguna mamadera en su bolso. Tómese el tiempo necesario para ver lo que la madre hace, y así se pueda entender su situación claramente y evitar forzarla.

Hito 2. Repetición. Es importante que la madre tenga la seguridad que es escuchada, por lo tanto cada ciertos intervalos del diálogo se puede repetir lo que la madre ha dicho, motivándola con esto a que siga conversando con usted. Es necesario considerar que se debe decir de una forma levemente distinta, es así como si la madre le manifiesta: “Mi bebé estuvo llorando mucho anoche”. Usted podría repetir: “¿Su bebé la mantuvo despierta llorando toda la noche?”.

Hito 3. Empatía. Identifíquese con la madre y hágalo notar, muestre que entiende cómo se siente la madre, mirando las cosas desde ese punto de vista, es decir si ella le dice: “Mi bebé quiere mamar a toda hora y estoy muy cansada para eso”, por ningún motivo usted debe responder“¿Con qué frecuencia está mamando?”, o “¿Qué otra cosa le da usted?”, lo requerido en esta situación es que usted diga: “¿Se siente muy cansada todo el tiempo?”. Esto muestra que usted entiende que ella efectivamente se siente cansada, es decir, muestra empatía y valora el esfuerzo y preocupación de la madre.

Hito 4. Evitar enjuiciar. Es relevante prevenir que la madre sienta que está equivocada, o que no es competente en el cuidado de su bebé. Palabras enjuiciadoras son aquellas como: correcto, incorrecto, mal, bien, bueno, suficiente, adecuadamente. Si usted usa estas palabras al preguntar, puede hacer sentir a la madre culpable.

Hito 5. Usar comunicación no verbal. La comunicación no verbal, puede convertirse en una muy útil herramienta, por lo tanto tenga presente:- Mantenga su cabeza al mismo nivel que la madre.- Mire a la madre a los ojos- Ponga atención, inclinándose ligeramente hacia ella.- Quite las barreras, como por ejemplo no escriba durante el diálogo.- Tómese su tiempo no mirar el reloj durante el diálogo.- Haga contacto físico apropiado, saludarse con la mano es acogedor.- Asienta con la cabeza, además de conversar.- Evitar las interrupciones y el ruido.

Hito 6. Reforzar la confianza y dar apoyo, Dado que en algunas oportunidades la madre que amamanta puede perder la confianza en si misma. Esto puede llevarla a ofrecer a su bebé alimentos artificiales. Es necesario poseer habilidad para orientar a cada madre a que decida de manera informada qué es lo mejor para ella y su bebé; lo que aumenta la confianza en sí misma y puede ayudar al éxito con la lactancia, con mayor fortaleza a resistir las presiones de las otras personas.

Hito 7. Buen lenguaje verbal Otorgue siempre una información pertinente, en lenguaje sencillo, corto, y en el momento oportuno, o sea, lo que es útil para ella AHORA, y lo que puede hacer actualmente; y no lo que podría requerir en unas semanas. Además la información tiene que ser entregada de forma positiva, que no parezca que la está criticando. Esto es especialmente importante si se intenta corregir alguna idea equivocada, sugiriendo otras opciones, para que ella tenga la sensación de estar en control de su situación, reforzando la confianza en sus propias habilidades.

Hito 8. Respeto Acepte lo que la madre piensa y siente, aunque exista algo con lo cual usted no está de acuerdo, es más, si usted le dice: “No se preocupe, o no hay nada de qué preocuparse” usted le está haciendo percibir que está mal que ella se agobie por lo que está haciendo, y por lo tanto, ella puede creer que usted no la entiende, reduciendo la confianza en sí misma y en usted, como su interlocutora. Asegúrese de que la madre entiende lo que usted dice y hace, para que lo pueda hacer ella misma, ya que el objetivo es ayudarla a alimentar a su propio bebé, de nada sirve que usted pueda hacer que el bebé succione, si su madre no logra hacerlo. Por lo mismo, agradézcale a la madre por su tiempo, participación y cooperación.

Hito 9. Elogiar Se debe distinguir y mostrar las buenas prácticas realizadas por la madre y su bebé, ya que la estimula y la hace más perceptiva a que ella acepte sugerencias más tarde. Saber reforzar a las madres les permite acariciar a sus bebés con ternura y sin temores, demostrando siempre su amor, lo que les permitirá aprender a vivir en armonía, y tranquilidad.

Hito 10. Prudencia Saber cuando referir a las mujeres por ayuda adicional para un óptimo apoyo a las madres y bebés con necesidades especiales, prevenir riesgos y complicaciones, asegurando que puedan continuar amamantando o alimentando al bebé con leche materna.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario