Antioxidantes


Un antioxidante es una molécula  capaz de retardar o prevenir la oxidación  de otras moléculas. Las reacciones de oxidación pueden producir radicales libres que comienzan reacciones en cadena  que dañan las células.
Aunque las reacciones de oxidación son cruciales para la vida, también pueden ser perjudiciales; por lo tanto nuestro cuerpo mantiene complejos sistemas de múltiples tipos de antioxidantes, tales como la vitamina C, la vitamina E y  vitamina D. Los niveles bajos de antioxidantes o la inhibición de las enzimas antioxidantes causan estrés oxidativo  y pueden dañar o matar las células.
Es muy conocido el efecto de los antioxidantes para retrasar el envejecimiento de las células, además de tener un efecto preventivo ante enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas y diferentes tipos de cáncer por eso su uso en farmacología es muy estudiado. Lo importante es prevenirse importante tenerlas siempre presente en nuestra dieta.
En el 2007  se ha descubierto que la vitamina D parece cumplir también funciones antienvejecimiento: las personas con niveles elevados de esta vitamina poseen telómeros (son los extremos de los cromosomas)  más largos que las personas con menor cantidad de la misma a la misma edad. La longitud de los telómeros se asocia al estado de envejecimiento real, cuanto más largos se mantienen los telómeros más joven biológicamente se mantiene el organismo. Algunas fuentes de vitamina D son: los productos lácteos ya vienen fortificados no así sus derivados, el aceite de los pescados grasos (arenque, salmón, sardina, atún) y la yema de los huevos.
La vitamina C es un potente antioxidante, ayuda al desarrollo de dientes y encías, huesos, cartílagos, a la absorción del hierro, al crecimiento y reparación del tejido conectivo normal (piel más suave, por la unión de las células que necesitan esta vitamina para unirse), a la producción de colágeno, metabolización de grasas, la cicatrización de heridas, además de tener un factor potenciador de la función inmune. La fuente más conocida de vitamina C son los cítricos, la acerola puede ser considerada como uno de los alimentos con mayor capacidad antioxidante, los higos, tomates, espinaca, guayaba, toronja, naranja y limón. Otros alimentos con mucha vitamina C son: brócoli, fresas, pimientos verdes, coles de Bruselas y melón.
La vitamina E es una vitamina liposoluble que actúa como antioxidante a nivel de la síntesis de los glóbulos rojos. Se encuentra en muchos alimentos, principalmente de origen vegetal, sobre todo en los de hoja verde (el brócoli y las espinacas), semillas, entre ellos la soja y el germen de trigo y la levadura de cerveza; también puede encontrarse en alimentos de origen animal como la yema de huevo.
Fuente Antioxidante.
Fuente Vitaminas.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario