Características de una clínica de lactancia


– Esta debe funcionar en forma permanente, para satisfacer los requerimientos de las madres que la necesiten, idealmente debería funcionar como una Urgencia y no puede diferirse ya que al diferir un problema de lactancia corremos el riesgo de que se presenten complicaciones propias de un amamantamiento incorrecto: congestión de los pechos, mastitis, absceso mamario, Incremento de peso insuficiente en el niño, introducción de fórmulas y/o chupetes, recuperación de la fertilidad, todas situaciones que arriesguen el éxito de la lactancia. Por ello, todo consultorio debe contar con a lo menos un profesional capacitado a quien se le refiera la madre con problemas de lactancia, el cual a la vez debe capacitar al resto del equipo para que llegue el momento en que ojala todos estén capacitados.

– Debe contar con la participación de un equipo multidisciplinario capacitado en lactancia, los profesionales que se desempeñan en un servicio materno-infantil deben estar capacitados para identificar y reconocer situaciones que dificultan la lactancia e indicar una Intervención oportuna que ayude a la madre a superarlas, en beneficio del binomio madre-hijo.

– Atención del binomio madre e hijo en forma de consulta espontánea y/o programada según necesidad. Cuando la madre consulte, ella expondrá el motivo de su consulta, relatará lo que ella percibe como problema, debe escucharse atentamente pues generalmente su relato entrega Información sobre sus creencias y vivencias, siendo éstas de gran valor para orientar las recomendaciones que se le darán.

– Se deben registrar antecedentes y seguimiento del paciente (binomio) mientras hagan uso del servicio de esta.

– Contar con normas establecidas de funcionamiento.

– Deben existir formularios de registro de las actividades realizadas y de promoción de la lactancia.

– La planta física debe contar con la privacidad, comodidades básicas y suficientes para que el binomio pueda mostrarse relajado y el profesional pueda realizar la evaluación e intervenciones pertinentes para cumplir con el objetivo de la clínica de lactancia (Luz, sin ruidos, ambiente de relajo).

Dentro de la planta física debemos contar con: Lavamanos, escritorio, sillas con respaldo (a lo menos 2), posa pies (para facilitar la lactancia), archivadores, mesa para el examen pediátrico y materiales para antropometría del niño (podómetro, pesa, huincha de medir), guantes, mamaderas, sondas para la implementación de suplementadores, material para curaciones simples.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario