Coaching y salud


Sanidad quiere que el paciente tome responsabilidad sobre su salud, el uso de los recursos sanitarios y en el manejo de su enfermedad.  La novedad del coaching de salud, se comentaba recientemente en Diario Médico en el artículo de “Coaching para prescribir responsabilidad”, un recurso definitivo para agilizar la relación médico-paciente en la prevención y en la cronicidad, para dejar la actitud paternalista en la prescripción.El coaching, aplicado a pacientes, facilita la puesta en práctica de hábitos de vida saludables, reforzar las medidas de prevención y  cumplir con los tratamientos en las enfermedades crónicas, que suponen un 70 por ciento del gasto sanitario y generan el 80 por ciento de las consultas en primaria y el 60 por ciento de las hospitalizaciones.Las técnicas de coaching comenzaron con los entrenadores deportivos, que conseguían que el deportista diera el cien por cien en el campo. Del terreno de juego saltó al ámbito empresarial. Desde los años 90 está de moda en recursos humanos,  y es hace pocos años cuando comienza el éxito del apoyo del coach para la consecución de objetivos en la propia salud. La Dra Jaci Molins autora del  libro “Coaching y Salud” comienza con una cita del dramaturgo Henrik Ibsen: “No hay nada que sea tan amargo como no ser comprendido”. En su opinión, la idea se puede aplicar a los pacientes y a los médicos y otros profesionales Unos y otros se sienten incomprendidos: “Los pacientes, porque se sienten presionados, y los médicos, porque a pesar de aconsejar lo que creen mejor, a menudo muchos enfermos no cumplen sus recomendaciones”.  Realmente cada uno de nosotros somos los últimos responsables de nuestra salud y tanto médicos como especialistas en bienestar, pueden facilitar la toma de conciencia y el cambio a través de técnicas tan eficaces como novedosas.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Psicología y Psiquiatría.




One Response to “Coaching y salud”

  1. luguzman60 Dice:

    el coaching es muy importante para mi realizacion personal.


Deja un comentario