Cómo tener fuerza de voluntad para alcanzar el éxito en las dietas


Seguramente, muchas veces has intentado seguir una dieta, pero a los pocos días de empezarla te dejas tentar por algún antojo. Tener “fuerza de voluntad” no es fácil, menos aún cuando pasas mucho tiempo fuera de casa.
A veces se piensa en la voluntad como un estilo o rasgo con el que se nace o no, pero lo cierto es que esta se puede ejercitar, manejar y aprender a controlar. Con el siguiente “plan de dieta”, poco a poco lograrás la fuerza de voluntad tan necesaria en una dieta de adelgazamiento:

Fíjate una meta: recuerda que es un asunto serio y debes hacerlo correctamente para aumentar las probabilidades de éxito.

Cuando dices que vas a hacer algo, como perder peso, te estás haciendo una promesa a ti misma; debes ser cuidadosa acerca de lo que prometes hacer, ya que si te arrepientes de tu palabra muy a menudo perderás credibilidad en ti misma y bajará tu autoestima.
Por ejemplo, puedes pensar “si no pierdo cinco kilos, he fracasado”. Pero debes darte cuenta de que si te has esforzado por bajar dos o tres kilos, has logrado un progreso significativo que vale la pena celebrar. Sigue adelante y establece, además, mini-metas a lo largo del camino.
Tal vez tu gran meta sea perder 10 kilos, pero no lo lograrás sin concentrarte en los 2 primeros. Recuerda que si quieres lograr buenos resultados, lo importante es la constancia. Es cuestión de actitud, si analizas los pasos que debes seguir para lograr tu objetivo como desafío u oportunidades, no como tareas, tendrás más oportunidad de lograrlo.
Recompénsate a ti misma ocasionalmente: toma 15 minutos para relajarte en un spa, en lugar de apurarte para llegar a casa después de tu rutina de ejercicios; cómprate un nuevo par de zapatillas para correr o un adorno de flores; hazte una manicura o un masaje, etc.

Fortalece tu autocontrol. Una vida saludable, dormir lo suficiente y evitar el estrés, fortalecen la voluntad y el sentido común.

Implementa estrategias que te faciliten resistir y dejar de almacenar helados en el refrigerador, o ponte de acuerdo con tus amigas para ir al gimnasio, así te sentirás más motivada. Desarrolla un plan para combatir las excusas con anterioridad, junta todas las razones por las que tu voluntad puede verse disminuida y cómo puedes cambiarlas.
Si comes postre como recompensa a un día difícil en el trabajo, crea algo igual de relajante que no dañe tu meta. Visualízate luciendo un vestido sin mangas y observa tus brazos bien definidos, o caminando por una pasarela, repite este ejercicio constantemente. Lo importante es perseverar y no darse por vencida.

Fuente: Revista En Forma, Agosto 2010.
Imágenes: TravelIguazu, Dietas.
Tags : Belleza, Dietas, Perder peso, Consejos, Cómo lograr el éxito, Cómo bajar de peso.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario