Congestión mamaria


Puede ser primaria o secundaria.

– Primaria (“bajada de leche”), comienza después de las 24 horas postparto la manifestación es que ambas mamas están aumentadas de tamaño, duras y sensibles, lo que es resultado de un aumento de la vascularización y de la producción de leche, pero no hay problemas en la extracción de leche. Suele producirse por mamadas infrecuentes o insuficientes en relación al aumento de la producción de leche por la mama. Como prevención debemos supervisar la buena técnica de lactancia y/o amamantamiento y hacer que el niño mame más frecuentemente. También podemos utilizar el vaciamiento efectivo, idealmente por el niño, si este no lo consigue debemos recurrir a la extracción de la leche “sobrante” ya sea de forma manual o con la asistencia de una bomba especifica para ello.

Si la congestión compromete la aréola, debemos extraer la leche manualmente o con bomba, para ablandar la zona areolar con lo que conseguiremos que el niño pueda acoplarse bien y resulte una mamada efectiva para el.

– Secundaria, suele estar asociada a vaciamiento inadecuado o poco frecuente de la mama o por reflejo de eyección inhibido, existe edema del intersticio de la mama, en casos extremos incluso a la obliteración de los conductos, lo cual impide la salida de la leche. La(s) mama(s) se encuentra(n) muy dura(s), dolorosa(s), caliente(s) y en algunas ocasiones, enrojecida(s).El manejo incluye el uso de analgésicos antiinflamatorios (Ibuprofeno), calor local, aplicación de compresas tibias y/o hojas de repollo frías antes y/o después de amamantar, para favorecer el vaciamiento y extracción frecuente manual o con bomba. El cuadro cede al disminuir el edema, lo que permite que la leche fluya fácilmente. Para vaciar la mama es conveniente estimular y descongestionar areola antes de amamantar.

De esta forma desencadenamos el reflejo de eyección con lo cual es mas fácil vaciarla ya sea por extracción manual, con bomba o idealmente amamantando al niño. La congestión secundaria suele demorar dos o tres días en desaparecer y la mejor forma de conseguirlo es a través del amamantamiento frecuente y efectivo.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario