Consejos caseros para combatir el estrés diario


Demasiado estrés puede causarnos problemas de belleza. Puede ser que nuestro rostro presente brotes en la piel y manchas, el cuello y hombros se pongan tensos, caminemos encorvadas, tendamos a mordernos las uñas. La falta de sueño deja huellas permanentes debajo de los ojos y nuestro cuero cabelludo presenta sequedad, entre otras molestias.
Para aliviar estos efectos negativos del estrés en nuestra belleza, a continuación compartimos contigo algunos consejos que te ayudarán a encontrar alivio:

Para recargar energía.

Sumérgete en un baño de agua caliente y fría. Empieza tomando una ducha caliente, luego sube la temperatura a bien caliente, después cámbiala a bien fría y luego a caliente otra vez. Pero no lo hagas por demasiado tiempo; un ciclo de una a cuatro rotaciones es suficiente. Eso sí, evítalo si estás embarazada o eres hipertensa.

Para combatir las espinillas, consecuencia del estrés.

Antes de ir a dormir, aplica un medicamento específico con ácido salicílico en el área del brote. Esta desaparecerá a la mañana siguiente.

Piel irritada.

Emplea aguas termales sobre la piel, de preferencia que incluyan selenio, (un antiinflamatorio).

Si necesitas un poco de entusiasmo.

Nada mejor que el olor a naranja, además te calmará los nervios. Puedes encontrar la fragancia en aceites, velas, perfumes, lociones, popurrí, y por supuesto la mejor manera es ingerirlas.

Para activar la circulación.

Cepíllate el cuerpo en seco antes de ducharte por la mañana, empleando un cepillo de mango largo con cerdas naturales o con una esponja especial. Hazlo en las piernas, luego los brazos, desde las yemas de los dedos de las manos y de los pies hacia el corazón, también en el torso hacia el corazón, teniendo cuidado con el área de los senos y evitando hacerlo en la cara. Sentirás un leve hormigueo en el cuerpo por el incremento de la circulación y volverá el deseo de levantarte y seguir adelante.

Dolor de cabeza.

La causa de la migraña en la mayoría de los casos está ligada a la deficiencia de magnesio y calcio en el cuerpo, así que asegúrate de tener las dosis recomendadas de estos minerales. Evita los productos que la provocan: vino tinto, queso, cafeína y chocolate.

Manos sudorosas.

Si te transpiran las manos cuando estás nerviosa o estresada, coloca cuatro bolsas de té en tres tazas de agua caliente y déjala enfriar. Sumerge un paño o toalla pequeña en el té y aplícatela en la palma de tus manos por quince minutos. El ácido tánico del té ayuda a controlar el sudor.
Fuente: Manual Belleza al Minuto
Imágenes: Kamir, LaRadiodeAnabel, TerapiaIntegralconFamilias.
Tags : Belleza, Estrés, Remedios caseros, Cómo combatir, Cómo relajarnos.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Psicología y Psiquiatría.




Deja un comentario