Consejos para prevenir las contracturas musculares


Hoy vamos a hablar sobre un problema que seguramente muchos lo han sufrido, las contracturas. Por lo general estas son asociadas a personas que hacen actividad física regularmente, sin embargo, las personas sedentarias que se ejercitan esporádicamente también suelen sufrirlas. Hoy te contamos cómo prevenirlas. ¡Presta mucha atención!
¿Qué es exactamente una contractura? Es una contracción persistente e involuntaria de un músculo debido a movimientos mal realizados o bien, a causa del esfuerzo de un músculo cuando este no está preparado para hacerlo. Muchas veces también se producen por mantenernos en una misma posición incorrecta por mucho tiempo, o también a causa de falta de elasticidad y flexibilidad.
Como con casi todos los problemas de salud si conocemos los causantes podemos trabajar para prevenirlas. Uno de los factores más importantes que debemos tener en cuenta es que llevar una vida sedentaria nos contractura, por tanto, es fundamental trabajar en la flexibilidad y ejercitarse regularmente. Aunque también se debe recordar que siempre antes de cualquier ejercicio debemos hacer calentamiento.
Por otro lado, también es muy importante conocer como se ejecutan los ejercicios debidamente, ya que gran parte de las molestias musculares se deben a esto. Otro problema similar a este involucra a los deportistas que se mantienen sin hacer ningún tipo de actividad física 6 días a la semana y solamente 1 ejercitan 3 o más horas de ejercicio duro. Estas personas están destinadas a sufrir contracturas, ya que no acondicionan correctamente sus músculos.
Por otro lado, es fundamental conocer la capacidad de nuestro cuerpo y no exigirle más de lo que puede dar. También es importante trabajar los músculos paulatinamente, moderando la intensidad y las cargas, para no someter bruscamente a músculos que no están capacitados.
Por tanto, es fundamental que, no solamente nos cuidemos de no llevar una vida sedentaria, sino además moderarnos cuando ejercitamos para no lastimar a nuestro cuerpo. Teniendo en cuenta esto podremos evitar las contracturas.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Medicina Deportiva.




Deja un comentario