Consejos para prolongar tu juventud


El envejecimiento nos afecta a todos, pero no por igual; existen personas que se ven favorecidas por el paso del tiempo, otras en cambio reflejan en su rostro una edad mayor de la que en en realidad tienen. Por lo general, responsabilizamos a la genética, por ello, pero afortunadamente para muchas de nosotras, los genes no lo determinan todo.
Modificar los factores externos que nos añaden años es posible, para ello tenemos que cambiar algunos hábitos de vida con la seguridad que actuarán a nuestro favor:

No debemos salir de casa sin protector solar.

El sol y la contaminación son los principales responsables del envejecimiento de la piel. Solo diez minutos de exposición diaria a los rayos UVA y UVB pueden causar la aparición de manchas y arrugas en solo 12 semanas.
Científicamente está comprobado que el humo de los coches, de las chimeneas, así como los rayos UVA y UVB alteran la barrera cutánea, acelerando la deshidratación y provocan el envejecimiento prematuro.
Por culpa de todo ello, la superficie de la piel está menos lisa, pierde luminosidad y capacidad para retener agua, lo que significa que se deshidrata y se vuelve seca. Ante esto es esencial protegerla cada día, incluso en invierno con cosméticos que contengan principios activos que actúen como barrera, siendo capaces de minimizar los efectos del sol y la polución.
Un consejo muy útil es usar una crema hidratante de cuidado diurno con un FPS superior al 15, así evitaremos el olvidarnos del protector solar, incluso en los días más nublados.

Limita el consumo de alcohol.

Los especialistas advierten que el consumo excesivo de alcohol acelera el envejecimiento, especialmente si se trata de licores destilados (whisky, ginebra, etc.). Produce el mismo efecto sobre las fibras de colágeno que el tabaco, haciendo que la piel presente más arrugas. Además, como el alcohol perjudica al hígado, la piel se vuelve opaca, y presenta un color pálido y amarillento.
Ten en cuenta que disfrutar de una copa de vino o de cerveza en la comida no se considera consumo excesivo e incluso es bueno para la salud. Lo que sí debes evitar es excederte de esta cantidad, así como las bebidas más fuertes.

Respeta tu descanso.

Dormir es básico para mantenerse joven y sano. Si no duermes bien o lo suficiente, las ojeras, ojos inflamados y el cansancio se reflejarán en tu rostro. Además, dormir poco altera la capacidad antioxidante del organismo, lo que nos envejece por dentro y también provoca irritabilidad, mal humor y falta de concentración.
Intenta dormir entre 6 y 8 horas diarias. Organízate de tal manera que las actividades más estresantes las realices durante el día y no al llegar la noche.

Imágenes: Chicade15, ElBlogDeVistemPersonalShopper, Symposion.
Tags : Belleza, Consejos, Antienvejecimiento, Cómo lucir más jóven, Cómo verte más jóven.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Belleza.




Deja un comentario