Cuidado que las grasas deprimen


El ritmo de vida actual nos deja muy poco tiempo para llevar una alimentación sana. La inmensa variedad de opciones de comida rápida nos ha simplificado la existencia, pero ha afectado de manera profunda nuestra salud. Y es que el consumo de grasas saturadas y trans no sólo causa estragos en la silueta, también aumenta el riesgo de sufrir depresión, asegura una investigación española realizada en las universidades de Navarra y Las Palmas de Gran Canaria.

Tras analizar la alimentación y el estilo de vida de poco más de 12,000 personas en un periodo de seis años, los autores del estudio comprobaron que el 30% de las depresiones estaban estrechamente relacionadas con un alto consumo de grasas, asegura el diario El Mundo. Por ello resulta fundamental implementar una dieta equilibrada.

¡Combate la depresión!

Si últimamente has caído en depresión revisa tu alimentación. Una de las principales recomendaciones para combatir esta enfermedad es moderar el consumo de lácteos (grasas saturadas), margarinas (grasas trans) y comida rápida. Además, la mejor forma de mantener el ánimo arriba y cuidar tu salud es preferir una dieta mediterránea en base a verduras y pescado. Procura consumir grasas poliinsaturadas (abundantes en el pescado) y aceite de oliva, ya que protegen contra las enfermedades mentales y están asociadas con un menor riesgo de depresión.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario