Cuidados para conservar la salud bucal


Los problemas de la boca y los dientes estropean nuestra sonrisa y pueden ocasionar complicaciones en nuestro organismo. El primer paso para combatirlos es saber detectarlo, ya que la mayoría de ellos se pueden evitar con una higiene completa y regular, y revisiones periódicas.
En Web de la Belleza compartimos contigo la información necesaria para tener una sonrisa sana y bella, evitando molestias innecesarias si seguimos los siguientes consejos:

La nutrición juega un papel muy importante en la salud de nuestra boca:

En nuestras dieta variada no debemos dejar de incluir lácteos, cereales, carne, pescado y frutas.
El consumo de azúcares se debe limitar, porque estos ayudan a las bacterias de la placa dental a producir ácido láctico, que ataca al esmalte y lo debilita, dando lugar a las temidas caries.
Existen sustancias que ensucian. Por ello debemos limitar el consumo de bebidas alcohólicas, café y chocolate, porque pueden dañar y amarillear el esmalte de los dientes.
Otra buena razón para dejar de fumar, es que el tabaco disminuye el flujo salival, contribuyendo a la aparición de manchas e incrementando el riesgo de caries, gingivitis y cáncer oral.
Si masticas chicle, mejor que sea sin azúcar, porque ayudará a secretar más saliva y a neutralizar la acidez.

Tener ”miedo” al dentista cada vez está menos justificado, debido a que existen nuevas técnicas más efectivas y menos agresivas para el paciente. Debemos acudir al dentista en especial cuando se presenten las siguientes ocasiones:

Revisión periódica: se recomienda acudir cada seis meses al odontólogo para someterse a una revisión para realizar limpiezas, detectar y tratar posibles problemas.
Vigila las heridas: ante cualquier herida en la cavidad bucal que persista por más de 15 días, acude inmediatamente a tu dentista.
Sensibilidad: cuando esta sea constante en las encías o piezas, acude al odontólogo, ya que puede ser síntoma de algún problema más serio.

El “neceser dental” que aconsejan los dentistas es más completo de lo que generalmente pensamos, así que toma nota de lo que no debe faltar en tu higiene bucal:

Cepillo de dientes: elígelo de cabezal pequeño, así podrás llegar fácilmente a todos los dientes. Sus filamentos deben ser suaves y de puntas redondeadas para evitar posibles lesiones en las encías. Recuerda cambiar de cepillo como mínimo cada tres meses.
Cepillos interdentales: permiten limpiar eficazmente los espacios entre dientes.
Hilo o seda dental: es un gran aliado para reducir la placa y la formación de sarro.
Colutorio o enjuague: al ser líquido permite llegar a los sitios donde no hemos podido acceder de otra manera. Deben evitarse los colutorios con alcohol.
Pasta de dientes: se recomienda que contenga fluor y xilitol, porque protegen tus dientes y proporcionan frescor.

Fuente: Revista Benessere, Julio 2010.
Imágenes: MoraPavic, TipsFamilia, BlogdeEticaRedAres.
Tags :Belleza, Boca, Dental, Dientes, Alimentación, Instrumentos, Limpieza.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Odontología.




Deja un comentario