Dejar de fumar sin engordar



La posibilidad de engordar es una de las disculpas más empleada por algunos fumadores para no abandonar el hábito. Una reciente investigación ha demostrado la viabilidad de burlar ese mito, y más que eso, asegura que ciertos alimentos empeoran el sabor de los cigarrillos, mientras que otros lo realzan por lo que una adecuada dieta podría convertirse en un aliado eficaz contra el tabaquismo.

La nicotina, una de las sustancias más perjudiciales de las muchas que contiene el tabaco, disminuye el apetito y en general los movimientos musculares a lo largo de todo el sistema digestivo (en especial a nivel de estómago e intestino), compromete además el correcto funcionamiento de la vesícula biliar y obstaculiza la asimilación de los nutrientes.
Cuando cesa la entrada de nicotina al organismo, el sistema digestivo recupera su adecuado funcionamiento, pero ello no implica que automáticamente engordaremos pues si bien mejoramos sustancialmente la capacidad de aprovechar lo que comemos, todo dependerá de qué y cuánto ingerimos.
Pero más allá de lo que sucede cuando dejamos el cigarro, me interesa comentarles acerca de algunos trucos dietéticos para quienes pretenden dejar el vicio.
La citada investigación, realizada por la Universidad Duke de Carolina del Norte (EEUU), asegura que las frutas, las hortalizas y los lácteos empeoran el sabor del cigarrillo; mientras que las carnes rojas, el alcohol o el café realzan su sabor. Esta certeza permitiría diseñar una dieta para dejar de fumar.
Cuando finalmente hayas decidido dejar el tabaco, ten siempre a mano agua potable y cada vez que sientas deseos de llevarte un cigarrillo a la boca, bebe un vaso de agua y con ello estarás entreteniendo la ansiedad y ayudarás a eliminar la nicotina contenida en tu cuerpo pues al ser soluble en agua se irá diluyendo poco a poco.
El menú ideal para dejar de fumar sin engordar parte de hábitos alimentarios saludables, en los que se diseña una dieta variada y equilibrada, se establece un horario inviolable de 5 comidas al día -3 principales, un desayuno y una merienda-; se come en pequeñas cantidades y se evita picar entre horas.
Dieta para dejar de fumar
En la despensa de quien se ha apuntado a esta dieta debe tener quesos, queso fresco y yogures,  pan tostado integral, frutas, vegetales de temporada (lechuga, espinacas, acelga, tomate, puerro, brócoli?), legumbres (lentejas, garbanzos judías verdes y guisantes), huevos,  patatas, infusiones (te rojo o verde), soja, pastas, arroz, pescado fresco o congelado, pollo,  conejo y pavo, que son carnes blancas.
En particular, ten siempre a mano ciertas frutas y verduras fáciles de comer y efectivas para relajar y combatir la ansiedad como son el apio, los espárragos frescos, las peras y las manzanas.

Evita el chocolate y el alcohol para dejar de fumar
Evita el chocolate y el alcohol. Si te asaltan esos deseos incontrolables de algo dulce, opta por mermelada sin azúcar, yogur de frutas desnatado, plátano o uno de esos caramelos o chicles de bajas calorías. Cualquiera de esas variantes es menos energética que el chocolate y te dejará una mayor sensación de saciedad.
Existen bebidas estimulantes que representan otro señuelo a quienes luchan contra el tabaco. Entre ellas podrían mencionarse al café, las bebidas de cola, y nuevamente el chocolate. Todas aumentan la ansiedad y pueden hacer que comas mayor cantidad de lo que necesitas en realidad. Sustitúyelas por maltas, bebidas descafeinadas, infusiones relajantes o zumos.
Ciertos condimentos como la mostaza, la pimienta, y el chile estimulan el apetito y crean hábito, por lo que también quedan excluidos? hasta nuevo aviso.
Vía Diario Femenino

Consulta con nuestros especialistas en Nutrición y solicítanos una dieta personalizada.




This entry was posted
on Martes, diciembre 28th, 2010 at 11:10 am and is filed under Nutrición.
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.

You can leave a response, or trackback from your own site.




Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Preguntas y Respuestas.




Deja un comentario