Dieta para el agotamiento


Hace poco un lector  (que sufría de artritis) me pidió algunos consejos de alimentación para reducir su cansancio. A principios “de curso” todos sentimos que nos cuesta arrancar y bien sirve un aporte extra de nutrientes esenciales que nos ayude a funcionar bien a todos los niveles incluido el mental.Los cambios de estación, el estrés, el no respetar los horarios de las comidas y de sueño, seguir una dieta rica en grasas son algunas de las causas que nos hacen sentirnos cansados. El hecho de hacer menos de 5 comidas menos copiosas al día, también puede generar debilidad y engordar más, que si haces menos de 3 al día.Si estás agotado y sientes que no puedes con tu cuerpo, no tomes muchas bebidas excitantes (café, té…), porque en un primer momento elevan el estado de ánimo pero, al cabo de dos horas, la energía vuelve a caer; “Cuando una persona se toma un café o un refresco azucarado porque está de mal humor o baja de energía (lo que llamamos hipoglucemia) y quiere cargar las pilas, no está haciendo otra cosa que asegurar la hipoglucemia que sufrirá al cabo de dos o tres horas, cuando el efecto rebote se produzca”, según cuenta Patrick Holford en su libro “Nutrición energética y salud”.Estos son algunos de los consejos que podrías revisar en tu dieta para estar lleno de vitalidad.Reduce el consumo de alcohol Y de tabaco, helados, productos de repostería y fruta tropical en exceso, provocan altibajos importantes en el ámbito emocional y energético.Toma más hierro Su carencia produce debilidad y cansancio así que, come carne roja (excepto restricción atritis) pescado, legumbres, verduras (en especial espinacas y zanahorias) y fruta (las uvas y los higos aportan más energía). Toma frutos secos. No debes olvidar los minerales, especialmente el zinc, el magnesio y el potasio, necesarios para el correcto funcionamiento del sistema nervioso: Están en los frutos secos, las legumbres, los cereales integrales y el marisco, que han de estar presentes en tu menú.Come pescado y derivados lácteos Los cambios en los niveles de serotonina también provocan alteraciones del estado del ánimo. Por ello conviene tomar alimentos ricos en triptófano (aminoácido fundamental para el organismo) como pescados, leche (mejor derivados), huevos, plátano y lechuga.No olvides la vitamina B La carencia de vitaminas del grupo B, que actúan sobre el sistema nervioso   puede ocasionar altibajos, así que es recomendable tomar levadura de cerveza y verduras.En definitiva, lo que necesitamos para conseguir superar un estado de cansancio permanente es una alimentación con menos calorías y grasas y más saludable.

Califica este Artículo
4 / 5 (1 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario