Disfunción motora oral secundaria por uso de chupete o mamadera


) Se produce cuando el niño modifica su patrón original de succión-deglución, esto puede ocurrir cuando al niño en las primeras semanas de vida se le da una mamadera o se utiliza un chupete de entretención.
Es conocido que los labios y la lengua alteran su posición para succionar el chupete de la mamadera, lo cual se repite al succionar el pecho materno, haciendo que el niño tome sólo el pezón empujándolo con la punta de la lengua en vez de envolverla como es la función normal.
Por ello los labios se cierran verticales en la base del pezón y en lugar de evertirse alrededor de la areola, las encías comprimen firmemente el pezón para evitar que se escape lo cual puede producir la erosión en la punta del pezón y/o una fisura circular en la base de este, provocando dolor a la madre, lo que inhibe el reflejo de eyección con lo que se dificulta la extracción de la leche.
La forma de corregir esto es haciendo masajes con el dedo índice (pulpejo hacia arriba) en la boca del niño, ejerciendo presión sobre la lengua y retirando el dedo paulatinamente.
Este ejercicio debe repetirse las veces que sea necesario durante el día hasta lograr que la lengua del niño envuelva el dedo y sobrepase la encía inferior. Durante el periodo en que el niño no sea capaz de mamar efectivamente, la leche de su madre debe recibirla con vasito, cuchara, suplementador al dedo o jeringa (mientras se estimula la succión) no debe usarse, chupetes ni mamaderas, es recomendable que la leche administrada con una de estas técnicas sea dada por otra persona, cosa que el niño asocie el pecho solo con su madre.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario