Dolor de cabeza tensional


El dolor de cabeza tensional es aquel que aparece en situaciones estresantes, poder identificar la causa ayudará a prevenirlo
El dolor de cabeza presenta diferentes formas de acuerdo al origen del problema, en el caso de el dolor de cabeza tensional éste suele comenzar en la parte posterior de la cabeza como una fuerte presión o sensación dolorosa que va aumentando a medida que pasa el tiempo.
En algunos casos puede estar acompañado de trastornos digestivos, mareos o sudoración.

Porqué se produce el dolor de cabeza tensional
Como su nombre lo indica este tipo de dolor de cabeza ocurre debido a situaciones estresantes que pueden ocurrir ocasionalmente o mantenerse en forma sostenida a lo largo de ciertop tiempo.
Algunas de las posibles causas pueden encontrarse en conflictos familiares, mal relacionamiento con la pareja, problemas económicos, no encontrarse a gusto en el trabajo, presiones en el estudio, exceso de responsabilidades o se atraviesa por circunstancias que impliquen preocupaciones, enojos o disgustos.
En algunos casos el dolor de cabeza tensional puede surgir cuando se deben tomar decisiones difíciles, realizar algo que no se desea o cuando se tienen que enfrentar situaciones desagradables.
Pero también el estrés “bueno” puede causar dolor de cabeza como por ejemplo antes de concurrir a una fiesta, salir de vacaciones, horas previas a esa cita tan esperada o a realizar la compra de algo que se ha deseado intensamente.
Como se soluciona el dolor de cabeza tensional
Ante el dolor de cabeza siempre es recomendable consultar al médico para identificar la causa, algunos dolores de cabeza pueden ser originados por presión arterial alta, trastornos circulatorios, problemas digestivos, etc y es necesario asegurarse que el dolor no es un síntoma de otros problemas de salud.
Una vez que se recibe el diagnóstico y se sabe que se trata de un dolor de cabeza tensional se debe intentar calmarlo tomando un analgésico y descansando en un lugar cómodo con luz tenue y sin exceso de ruidos.
Para aflojar la tensión muscular en la espalda y el cuello solicitar a cualquier persona de la casa un masaje en la espalda, hombros y especialmente en la nuca, para ello puede utilizarse un gel antiinflamatorio, aceites esenciales o una crema que permita que las manos se deslicen con facilidad.
Si se padece con frecuencia dolor de cabeza tensional es conveniente realizar alguna actividad física para descargar tensiones así como también aprender algunas técnicas de relajación para canalizar la energía impidiendo que cause efectos negativos en la salud.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Neurología.




Deja un comentario