Ejercicio para adelgazar


Cuando queremos bajar de peso, ya todos sabemos, existe una sola ecuación: disminuir la ingesta de calorías, y aumentar el gasto a través de la actividad física.
Pero, por supuesto no significa solo “comenzar el gimnasio”, sino que debemos tener claros los objetivos que queremos lograr y llevar a cabo, una actividad programada, con metas concretas.
Comenzaremos hablando del entrenamiento deportivo para adelgazar
Principios del entrenamiento deportivo.
1. Principio de unidad funcional. Cuerpo globalidad.
2. Principio de multilateralidad.
3. Principio de especificidad
4. Principio de sobrecarga
5. Principio de supercompensación.
Los principios mencionados anteriormente son fundamentales para cualquier tipo de planificación de entrenamiento, pero en los casos concretos en los que nos planteamos planificar un programa de actividad física enfocada a la mejora de la salud (como es adelgazar), debemos prestar especial atención a los siguientes principios:
1. Principio de multilateralidad. Trabajar todos los sistemas (cardiovascular, respiratorio,
etc), grupos musculares y cualidades físicas básicas (fuerza, resistencia y amplitud articular fundamentalmente)
2. Principio de supercompensación. Los estímulos (cargas) han de ser lo suficiente intensas para que produzcan adaptación y no excesivamente elevadas para que no sean nocivas para la salud.
3. Principio de recuperación. Es necesario que los descansos sean adecuados y suficientes para que los sujetos tengan tiempo suficiente de adaptación al trabajo realizado.
4. Principio de continuidad. Entrenar mucho y de forma muy intensa durante periodos de
tiempo interrumpido y sin planificación es más perjudicial que beneficioso, por lo tanto lo mas importante es ser continuo, sin ser exigentes con la intensidad.
5. Principio de individualidad. No podemos hacer recetas universales, sino que debemos adaptar los planes de trabajo a nuestras posibilidades.
En primer lugar tenemos que tener en cuenta que cuando se practica actividad física sea el tipo que sea sometemos a nuestro cuerpo a una situación estrés físico y psíquico. Sabemos que nuestro gasto energético aumentará considerablemente (en función del tipo de actividad), y además nos enfrentamos a retos y desafíos que nosotros mismo nos planteamos.
Tres son los pilares básicos que tenemos que respetar y cumplir.
1. Realización del ejercicio físico planificado.
2. Descansar el tiempo necesario.
3. Llevar una alimentación adecuada, debe ser hipocalórica, para poder utilizar la energía de reserva (la grasa), pero suficiente para llevar a cabo la actividad.
En segundo lugar:
Se debe empezar por actividades suaves que preparen progresivamente al organismo y terminar también con tares simples y de baja intensidad. Debemos por tanto dividir la sesión en tres fases o momentos claramente diferenciados.
1. CALENTAMIENTO.
OBJETIVOS:
_ Preparar al organismo tanto física como psíquicamente para la actividad principal que
le sigue.
_ Conseguir una predisposición positiva y ambiente agradable.
_ Prevenir el riesgo de lesiones.
_ Aumentar la temperatura y el riego sanguíneo en el sistema locomotor.
_
2.  PARTE FUNDAMENTAL.
_ OBJETIVO.
_ Trabajar cualidades físicas básicas o medios técnicos-tácticos que vamos a desarrollar con la modalidad de práctica físico-deportiva elegida.
_
3. FINAL.
OBJETIVO. Recuperar de forma gradual el estado físico y psíquico de reposo.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Belleza.




Deja un comentario