El Circo me vuelve loco


Gracias al Dr. Vidal estoy trabajando como médico del Cirque su Soleil en Barcelona. Es la segunda vez que colaboro con esta compañía y es una experiencia apasionante pero a la vez muy complicada.
Los artistas son auténticos atletas, y su trabajo les exige muchas horas de entrenamiento consiguiendo unos programas no solo técnicamente muy difíciles sino también arriesgados en caso de fallar en su ejecución.
Cuando se produce una lesión, tanto por accidente como por sobrecarga, lo primero que te piden es NO parar de actúar, y lo hacen a diario.
Ahí tenemos el primer problema, pero hay más, su flexibilidad es más que excelente, su tono muscular impresionante, y no tienen sobrepeso. Nuestras herramientas básicas de recuperación de lesiones (reposo, flexibilidad, tonificación) no sirven en este caso y hay que encontrar alternativas.
Afortunadamente hay una muy buena coordinación entre médicos y los fisioterapuetas del circo y la puesta en común de ideas y tratamientos nos permiten gestionar estas lesiones con programas individualizados para cada caso.
Habéis ido alguna vez a ver el Cirque du Soleil?

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Psicología y Psiquiatría.




Deja un comentario