El corazon artificial salvará vidas a partir de 2011


Después de 15 años de trabajo, y varias pruebas en animales, en 2011 se empezarán a realizar trasplantes de corazón artificial en humanos, el cual se espera sea un trasplante para todo la vida. Alain Carpentier, cirujano cardiaco, fue quien diseñó el corazón artificial total; este a diferencia de los creados anteriormente, no servirá momentáneamente sino será un corazón permanente.
Después de ver morir gente joven y activa por problemas cardiovasculares, el cirujano francés miembro del Hôpital Européen Georges Pompidou de París, se puso en la tarea de diseñar un sistema que sirviera para aquellos pacientes no aptos para recibir trasplantes de corazón, por su condición de salud o por falta de cobertura.
Este sistema esta basado en una combinación de tejidos animales y titanio. Su tecnología es comparada con la fabricación de misiles. En los tejidos animales se realiza un tratamiento químico que los vuelve inofensivos al cuerpo humano; y se emplea una correcta distribución de los diferentes flujos sanguíneos que se adaptan mejor al organismo y evitan la formación de coágulos.
Además, el Corazón Artificial Total esta diseñado para determinar y adecuarse a las necesidades de cada paciente, según sea el caso de enfermedad, esto gracias a los sensores electrónicos que lo componen. De esta forma se puede controlar: el flujo sanguíneo, la frecuencia cardiaca y la presión arterial.
La bomba hidráulica con un tamaño estimado de 4cm de largo y un peso de 400 gramos, se coloca dentro del tórax, y va conectada con un cable que sube verticalmente hacia la oreja izquierda, por donde sale para ser recargado con corriente eléctrica, usando un sistema parecido al de una batería de teléfono móvil.
El modelo de Carmat, la empresa fabricante perteneciente al grupo Europeo de Defensa y Aeronáutica (EADS), ya se implantó por primera vez en un ser humano, fue el caso de un joven italiano de 15 años, quien padecía de distrofia muscular progresiva y estaba a pocos días de morir.
El cirujano Antonio Amodeo del Hospital Romano, teniendo en cuenta que el joven no era candidato para la donación de corazón, tomó la decisión de realizar el trasplante con un corazón artificial, la intervención realizada en octubre de 2010, duro 10 horas y fue un éxito total, el sistema deja para el joven una ganancia de vida de entre 20 y 25 años.
Se espera que a partir de 2011, este sistema sea implantado por los cirujanos cardiacos, para salvar así la vida de pacientes con problemas coronarios. Aunque los costos son altos, esta tecnología mejorara la condición de vida de los pacientes, por ser un corazón para toda la vida.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Cardiología.




Deja un comentario