El vino tinto: ¿Por que es tan bueno para la salud?


A continuación veremos por qué el vino es tan bueno para la salud así como cuáles son las mejores cepas y qué cantidad tomar para proteger el cuerpo y ganar juventud, disfrutando de los múltiples beneficios que tiene esta bebida. A la hora de comer, el vino presenta gran cantidad de adeptos. Pero muchas veces desconocemos algunas bondades de esta bebida compuesta por agua, alcohol etílico, sales minerales, azúcares no fermentables, ácidos orgánicos y polifenoles.
Sus beneficios se basan en un estudio de la década del 90’, llamado “la paradoja francesa”, que investigó a dos grupos de personas, homogéneos en profesiones, sexos, edades, uno en Francia y otro en Estados Unidos. Al cabo de un tiempo, los resultados mostraron que los franceses tenían menos incidencia de enfermedades cardiovasculares ya que se alimentaban a base de pescados, legumbres, aceite de oliva y, por supuesto, vino tinto.
 
Al estudiar cada componente de esta dieta francesa o “mediterránea”, surgió que el vino tinto, por la molécula resveratrol que está en la piel de la uva, contribuye a proteger el sistema cardiovascular. Dentro de los vinos tintos, algunos tienen mayor poder antioxidante que otros. “Las cepas de ciclo de maduración largo tienen más resveratrol, ya que esta molécula se va a concentrar más en su piel. Son lo Cabernet Sauvignon, Malbec, Boyarda, Syrah y Ancellota”, explica Luis Coehlo, Sommelier y Jefe de Casa Nieto Senetiner.

imagenes: 

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario