Fisiologia de los ganglios linfáticos


Están distribuidos abundantemente en toda la región de la cabeza y cuello, algunos más superficiales: submaxilares, cervicales anteriores y posteriores, mastoideos, retroauriculares y otros internos, ubicados en la retrofaringe: amígdalas faríngea, lingual, palatina, tubárica y otros grupos de ganglios específicos de cada estructura. Constituyen el llamado “anillo linfático de Waldeyer” que protege la entrada de las vías respiratoria y digestivas. Estos grupos de ganglios se interconectan por una red de vasos linfáticos que se relacionan directamente con la glándula central de este sistema, el timo. En él se producen linfocitos T que colonizan a los ganglios de este complejo linfático, cumpliendo funciones antibacteriana, antiviral y anti-inflamatoria.
Cabe destacar que el fluido linfático no circula por diferencia de presiones como lo hace la sangre en el aparato circulatorio, sino que se mueve y drena por la actividad funcional de los músculos entre los cuales se encuentran ubicados los ganglios y vasos.
Durante el período de lactancia, la succión y la deglución son las actividades funcionales que drenan este sistema, manteniendo su eficiencia como sistema protector. Cuando no hay un buen drenaje, éste se congestiona y queda expuesto a las infecciones, siendo éste uno de los mecanismos por el cual se producen las frecuentes infecciones del tracto respiratorio superior en los niños que no son alimentados con pecho materno.
Se menciona en forma especial el ganglio tubárico, que se encuentra protegiendo la entrada de la trompa de Eustaquio, por la importancia que tiene en el período de la lactancia. Cuando la succión es disfuncional (succión de mamadera), este ganglio no se drena eficientemente, se congestiona y aumenta de tamaño, obstruyendo el flujo de aire que normalmente se produce en este conducto al expandirse y colapsarse alternadamente según el ritmo succión-deglución-respiración. Al no airearse el conducto, gérmenes que ingresan por vía respiratoria quedan atrapados en su interior, siendo ésta una de las causas de la otitis media que se produce frecuentemente en el lactante. La congestión mantenida por varios días, condiciona a la trompa a adquirir una insuficiencia crónica (otitis recurrente).

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Fisiología.




One Response to “Fisiologia de los ganglios linfáticos”

  1. Sara Dice:

    Mi bebe de 15 meses de edad fue intervenido quirurgicamente hace 2 dias para realizarle biopsia a un ganglio cervical de 7 meses de evolucion.. Pero estoy preocupada porque tiene inflamado e indurado el sitio de donde le sacaron el ganglio… Es normal que este asi??? O es algo de preocuparse?? Realmente estoy muy asustada por el resultado de la biopsia…


Deja un comentario