Fisiología de Reflejos y condiciones del niño que favorecen la lactancia


Reflejo de búsqueda del pezón y de apertura de la boca Permite que el niño voltee la cabeza y abra la boca afanosamente buscando el pezón cuando algo roza su mejilla o sus labios. Cuando abre su boca para buscar el pezón, la lengua se ubica aplanada en el piso de la boca para recibirlo. Es un reflejo muy activo en el recién nacido normal y en el niño pequeño. Cuando se inicia la mamada, el ideal es estimularlo tocando el labio.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Fisiología.




Deja un comentario