Fisiología del Reflejo de succión


Permite que el niño efectúe los complejos movimientos linguo-mandibulares para succionar el pecho. La posición de la boca y la forma en que el niño agarra el pezón, originalmente es un reflejo instintivo, pero cuando al recién nacido no se le ha permitido succionar oportunamente el pecho (como función refleja incondicionada), es necesario ayudarle para que lo haga en forma correcta. Las primeras experiencias adecuadas de amamantamiento son la base de los patrones funcionales de succión-deglución-respiración.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Fisiología.




Deja un comentario