Fisiología del Reflejo neurohormonal de saciedad


Permite al niño suspender la succión activa cuando ya se ha alimentado suficientemente. Puede seguir pegado a pecho haciendo leves movimientos intermitentes de succión o retirarse de él para continuar durmiendo placenteramente. Si se intenta despertarlo para que siga mamando, no abre la boca; si se insiste en ello, voltea la cabeza rechazando ostensiblemente el pecho.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Fisiología.




Deja un comentario