Fitness y motivación, un recurso esencial para estar en forma


El fitness y la motivación van unidos de la mano. Cuando se trata de estar en el peso adecuado la mayoría de las personas fracasan, se desmotivan y abandonan. Muchas veces lo que falla es la motivación. A continuación 15 tips que te ayudarán a ser consecuente con logro de tus metas.
Fitness y motivación

En vez de decir “voy a hacer dieta” a!rma “voy a comer sano”. Por la mala relación que hemos tenido con la palabra dieta tú sientes que te estás sacrificando, y esa es la peor forma de empezar el camino.
Establece una meta alcanzable, puede ser hacer ejercicio 3 veces por semana, o las veces que se adapten a tu horario, algo que puedas cumplir sin estresarte, porque lo que te estresa tiendes a abandonarlo.
Haz ejercicio por estar saludable, no para perder equis cantidad de kilos, al empezar a moverte el adelgazar va venir en consecuencia.
Puede ayudarte colocar una foto que te muestre cuando estabas en tu peso ideal en un lugar donde puedas verla todos los días, ya sea en la nevera, la puerta de tu closet, mesa de noche. Realmente funciona: en el exterior reflejamos lo que tenemos grabado en la mente.
Busca un compañero que tenga el mismo interés que tú de ejercitarse. Cuando tienes un compromiso para ejercitarte es más difícil que faltes.
Trata de establecer un horario fijo para ejercitarte, piensa que es una cita de negocios muy importante a la que no puedes faltar. Al !nal va a ser el mejor negocio de tu vida mantenerte saludable.
Comunícale a tu familia, amigos y compañeros de trabajo tu firme propósito de ganar salud y bajar de peso; si realmente son tus compañeros contribuirán contigo y no te sabotearán invitándote a comer chatarra o a tomar tragos de más.
Pésate una sola vez por semana a la misma hora, si bajaste de medio a un kilo por semana “bravo”, es lo recomendable. Pesarte todos los días no funciona y te crea una mala relación con la balanza, el peso puede depender de muchas cosas que hagas en el día.
Trata de tener en la o!cina o casa opciones saludables para merendar, como yogures descremados, barras de proteína, frutas, ideales para media mañana o tarde, cuando te ataca el hambre.
Si no te gusta cocinar contrata a una persona que vaya a tu casa un día por semana y te cocine algunos platos variados bajos en calorías, que puedas refrigerar y tenerlos a la mano para cuando llegues a casa. Esto hará que no piques mientras preparas la cena porque llegaste con ansiedad, además te ahorra tiempo.
Trata de ejercitarte en sitios donde hayan otras personas, cuando vas a caminar a un parque y ves a otras personas haciendo ejercicio, esa energía te contagia. Inscribirte en un gimnasio también funciona muy bien porque todos se desenvuelven en un ambiente enérgico y activo que te ayuda a continuar, además éste tiene un componente social donde haces amigos con interés común.
Si tienes la posibilidad económica contrata a un entrenador personal, saber que tienes una cita con él te motiva a cumplir con el ejercicio y además te puede aconsejar un entrenamiento adecuado para ti. Este es el dinero mejor invertido, total algunas veces te lo gastas en cosas innecesarias.
Encuentra una actividad que se adapte a tu gusto, a todos no nos gusta el mismo tipo de ejercicio.
Puedes caminar, bailar, hacer pesas, manejar bicicleta, lo importante es que lo disfrutes. Cuando el ejercicio no te agrada te sientes obligado y es muy fácil que lo abandones.
Es vital que lo hagas por ti, por sentirte bien contigo mismo, lograr metas pequeñas hará que te motives a conseguir metas más grandes. Recuerda: tú eres lo más importante.

Tú puedes lograrlo, pero si aun después de leer estos tips te falta motivación, escríbeme estoy aquí para ayudarte.
Siguenos en Facebook
Vida Sana
Artículos relacionados :Consejos y tips para evitar la fatigaConsejos para mantenerse en formaComo hacer fitness con la bicicletaLos beneficios de caminar
Etiquetas: Ejercicio, fitness, motivación

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Medicina Deportiva.




Deja un comentario