Inducción y cesárea durante el parto


La ocitocina endovenosa administrada en las inducciones, obliga al uso de fleboclisis, no libera endorfinas y no tiene efecto vincular, desconectando a la madre y aumentando el dolor. La anestesia es habitualmente requerida en forma precoz, con lo que se altera profundamente la comunicación madre –hijo, y se generan las condiciones para un muy probable parto operatorio. En los nacimientos por cesárea, no se vive el proceso preparatorio del preparto, por lo que la adaptación del recién nacido es más difícil, la madre tiene más dolor postparto, afectando la lactancia.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Fertilidad y Embarazo.




Deja un comentario