La importancia de tener tiempo para ti


Escribo desde un ordenador público en mi lugar favorito de todos los tiempos: la Biblioteca Nacional de Madrid. He aprovechado para escaparme hasta acá porque estaba cerca y me sobraban unos minutos (cosa insólita), y porque que la querida Tía Nadia está con el chiquitín, o sea que más contento no puede estar.  
Así que voy a aprovechar para escribir un post cortito (no sólo tengo que relevar a Nadia, sino que ahora me ha aparecido un mensaje en este ordenador diciendo que va a reiniciarse en 12:41 minutos, 12:40, 12:39.) sobre la importancia de tener tiempo para ti.
Sí, cuando se tienen niños pequeños es más fácil decirlo que llevarlo a la práctica, pero tener tiempo propio, aunque sean 20 minutos al día, debería ser una prioridad para quienes somos mamás. Para cualquier persona, pero sobre todo para las madres.
¿Por qué? Porque si hay una actividad en donde invertimos no sólo toda nuestra energía y nuestro tiempo, sino a la que además entregamos todo lo que somos, es la crianza. Es verdad que es muchísimo lo que recibimos a cambio, pero esto no es suficiente si no nos devolvemos algo de lo que damos a nosotras mismas.
Y ese algo es tiempo. No tiempo para terminar las tareas pendientes, no. Tiempo para ponernos en contacto con nosotras mismas, como quien visita a una amiga y le pregunta cómo está. Tiempo para escuchar el silencio. Para escucharte. Para tomar una taza de té y saborearla. Para mirar por la ventana. Para dejar que los pensamientos vayan a donde quieran ir. Para leer. Para no hacer nada.
El ordenador está a punto de reiniciarse y ya me tengo que ir. Mañana vuelvo con algunas ideas para robarte esos 20 minutos.
photo credit: kevindooley

Share this on Facebook

Submit this to Bitacoras

Submit this to Meneame

Digg this!

Share this on del.icio.us

Stumble upon something good? Share it on StumbleUpon

Share this on LinkedIn

Email this to a friend?

Send this page to Print Friendly

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Psicología y Psiquiatría.




Deja un comentario