La lactancia materna a nivel internacional


Una visión cronológica del Fomento, Promoción y Apoyo a la Lactancia Materna desde el Mundo a Chile.

La valoración de la lactancia materna, no ha sido una constante en la historia de la humanidad, a pesar de ser esencial en la existencia del hombre y de la sociedad.

En situaciones extremas, como guerras y desastres, la figura del niño/a y su madre pueden desdibujarse y aún desaparecer, sin que en tales circunstancias se considere su existencia como un elemento digno de especiales consideraciones.

El mundo occidental en que estamos insertos desde el descubrimiento de América sufrió un vuelco dramático en el Siglo XX, época de grandes conflictos.

La Carta Fundamental de las Naciones Unidas del año 1945, dió lugar a explícitas formulaciones de los Derechos del Niño en el año 1954, en que se hace mención al derecho de los padres a alimentar y educar a sus hijos, procesos en que es fundamental la Lactancia Materna.

En 1956 el biberón era la norma de la alimentación infantil. La práctica del amamantamiento escasamente podía darse en las grandes ciudades, donde la mujer joven había perdido el referente cultural que por siglos se trasmitió de madre a hija. Este vacío dió paso a la necesidad de apoyo para amamantar y siete madres forman el primer grupo de apoyo madre a madre en la ciudad de Chicago, conocido hasta hoy como La Leche League (www.lalecheleague.org) o Liga de La Leche en America Latina.

Los grupos de apoyo madre a madre para la lactancia materna son pequeños grupos de embarazadas y /o mamás amamantando que se reúnen periódicamente con el fin de compartir experiencias, apoyo e información adecuada acerca de la lactancia materna.

La reunión la dirige una mamá que tiene experiencia personal en el amamantamiento de sus hijos/as, ha recibido el entrenamiento que le proporciona la organización y su acreditación de Líder. Las Líderes de La Liga de La Leche son parte de una tradición que se remonta a los inicios de La humanidad. Una madre que apoya a otra en el arte femenino de amamantar. En el grupo de apoyo, todas aprenden de todas intercambiando conocimientos, alentándose mutuamente, reflexionando sobre su propia situación y afianzándose en sus decisiones. Esto contribuye a reforzar la confianza en sí mismas fortaleciendo sus propias capacidades maternales.

Durante miles de años la cultura de lactancia materna se trasmitía de madres a hijas y el entorno social contribuía a que la mayoría de los niños fueran amamantados, pero el sistema tradicional que reforzaba la lactancia materna comenzó a debilitarse a partir de la segunda década del siglo XX y la alimentación infantil con la introducción de las leches artificiales o industrializadas, cambió el amamantamiento por el biberón.

Con el tiempo esta situación ocasionó cierta alarma entre algunos científicos, miembros del equipo de salud y sectores de la comunidad, lo que dio paso a estrategias de rescate a la lactancia materna.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) convocan en 1979 a una reunión sobre alimentación del lactante y niño pequeño en Ginebra que contó con la participación de delegados gubernamentales, organizaciones de la sociedad civil, profesionales de la salud y representantes de industrias de alimentos infantiles. De esta reunión surge la necesidad de establecer un Código para controlar las prácticas inapropiadas de comercialización de los sucedáneos de la leche materna incluyendo biberones y chupetes. El Código Internacional de Comercialización de los sucedáneos de la leche materna es un instrumento cuyo objetivo es contribuir a proteger la salud y nutrición de los lactantes, promoviendo y protegiendo la lactancia natural y asegurando el uso correcto de los sucedáneos sobre la base de información adecuada y mediante métodos adecuados de comercialización.

La aplicación del Código es un primer paso para eliminar las presiones creadas por la publicidad y la promoción comercial.

En 1981, teniendo presente que el amamantamiento es el único método de alimentación natural del lactante, que debe ser protegido y fomentado activamente por todos los países, la Asamblea Mundial de la Salud adoptó el Código en base al reconocimiento de que la comercialización indebida de los sucedáneos de la leche materna, puede conducir al uso de prácticas erróneas de alimentación infantil, causando mal nutrición, enfermedad y muerte. Además el uso de estos productos tiene que ser regulado y recomendado sólo cuando no exista otra alternativa.

En 1986, la Asamblea Mundial de la Salud emite una nueva resolución que prohíbe las donaciones y ventas subsidiadas de sucedáneos de la leche materna. Posteriormente a la vigencia del Código se han realizado sucesivas investigaciones sobre su aplicación en los países miembros de la OMS, responsabilidad asumida por la Red Internacional para la Alimentación Infantil (IBFAN) www.ibfan.org una organización no gubernamental presente en mas de 70 países y los resultados de sus investigaciones alertan sobre las trasgresiones al Código.

En el mes de Julio de 1989, se publica la declaración conjunta de la OMS y UNICEF sobre “Promoción, Protección y Apoyo a la Lactancia Natural: La función especial de los servicios de maternidad” en la cual se establecen los Diez pasos para una lactancia exitosa:

1. Disponer una política por escrito relativa a la lactancia natural conocida por todo el personal del centro de salud
2. Capacitar a todo el personal para llevar a cabo esa política.
3. Informar a las embarazadas de los beneficios de la lactancia y como realizarla.
4. Ayudar a las madres a iniciar la lactancia en la media hora siguiente al parto.
5. Mostrar a la madre cómo se debe dar de mamar al niño y como mantener la lactancia, incluso si se ha de separar del niño.
6. No dar a los recién nacidos más que la leche materna.
7. Facilitar la cohabitación de la madre y el hijo veinticuatro horas al día.
8. Fomentar la lactancia a demanda.
9. No dar chupetes a los niños alimentados a pecho.
10. Fomentar el establecimiento de Grupos de Apoyo a la Lactancia Materna y procurar que las madres se pongan en contacto con ellos.

Dos años mas tarde, en 1991, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) www.unicef.org y la Organización Mundial de la Salud (OMS www.who.int) lanzan a nivel mundial la Iniciativa conjunta Hospital Amigo de los Niños (IHAN) www.ihan.org.es para ser aplicada en todos los hospitales del mundo, y de esta manera ayudar a las mujeres a elegir informadas y dar el apoyo necesario para el logro de su decisión.

En la actualidad se dispone de nueva información que confirma la importancia crítica que revisten la lactancia materna y las prácticas orientadas a respaldar el amamantamiento, en particular durante las situaciones de emergencia y la pandemia del VIH. Los materiales relacionados con la Iniciativa para Hospitales Amigos de Los Niños han sido actualizados y modificados de acuerdo con los conocimientos y la experiencia acumulados durante un decenio y también conforme a los avances que se produjeron en este lapso.

El nuevo conjunto de materiales de la Iniciativa de Hospitales Amigos de los Niños http://www.unicef.org/spanish/nutrition/index_24850.html se ofrece con el propósito de que se lo tenga en cuenta con vistas a su implementación en los países.

La Sección 1 (Antecedentes e implementación) presenta los nuevos enfoques para la ejecución en el país y en los hospitales, y en la misma se hace hincapié en los temas relacionados con la sustentabilidad y las opciones en materia de expansión e integración. Además de ello, se han realizado modificaciones importantes de los materiales de capacitación.

La Sección 2 (el curso para las personas a cargo de la toma de decisiones) ha sido actualizada a fin de que se concentre en los materiales revisados sobre la Iniciativa de Hospitales Amigos de los Niños, contiene los resultados de las investigaciones más recientes y ofrece lineamientos con respecto a la puesta en práctica de la Iniciativa de Hospitales Amigos de los Niños en entornos con alta prevalencia de VIH.

La Sección 3 (el curso para el personal de maternidad) contiene información técnica actualizada y secciones de práctica clínica adicionales. También hace hincapié en las prácticas de apoyo durante el trabajo de parto y el alumbramiento, el contacto directo con la piel de la madre, la preparación para el alta, diversas consideraciones sobre el VIH y los requisitos que se deben cumplir para obtener la certificación de “amigo de los niños”.

La Sección 4 (las herramientas para que los hospitales lleven a cabo su autoevaluación y vigilancia) contiene los Criterios Mundiales actualizados, una herramienta de autoevaluación mejorada y diversas herramientas de vigilancia.

La Sección 5 (las herramientas de evaluación y reevaluación externa) contiene herramientas actualizadas de recopilación de datos, nuevos módulos dedicados al Código, el VIH y las actividades relacionadas con el trabajo de parto y el alumbramiento definidas como “amigas de los niños”, diapositivas en formato PowerPoint para la capacitación de los asesores y una herramienta de computación que sirve para calcular y presentar los resultados.

De 1990 a 1992 los gobiernos y las Naciones Unidas han respaldado la importancia del amamantamiento para los niños/as, madres y la sociedad en cuatro documentos importantes:
– La Declaración de Innocenti (Agosto 1990) sobre la protección, el fomento y apoyo de la lactancia materna.
– La Convención sobre los Derechos del Niño (Septiembre de 1990)
– La Declaración de la Cumbre mundial a favor de la Infancia (30 de Septiembre de 1990)
– La Declaración Mundial sobre Nutrición y el Plan de Acción para la Nutrición (Diciembre 1992)

La campaña mundial patrocinada por Organizaciones Internacionales a favor del amamantamiento, motiva que en la reunión de Organizaciones no Gubernamentales del 15 de Febrero de 1991 en Nueva York, se forme una red internacional de personas y organizaciones pro-amamantamiento, la Alianza Mundial pro Lactancia Materna (World Alliance for Breastfeeding Action-WABA), www.waba.org.my , una Iniciativa Global que trabaja en conjunto con UNICEF cuyo objetivo común es promover , proteger y apoyar la lactancia materna.

WABA actúa para ayudar a implementar la Declaración Innocenti y como parte de su plan de acción para facilitar y fortalecer la movilización social a favor de la lactancia materna, WABA concibió una estrategia promocional global unificadora. Se sugirió dedicar un día a la lactancia materna, que se marcaría en el calendario de eventos internacionales. Esta idea de la celebración durante un día, posteriormente se convirtió en una semana.

Esto ha sido reconocido como la Semana Mundial de la Lactancia Materna (SMLM) que se celebra cada año del 1° al 7 de agosto para co nmemorar la Declaración Innocenti. La SMLM se celebró inicialmente en 1992. En la actualidad cuenta con la participación de más de 120 países y ha sido ratificada por UNICEF, OMS y FAO.

La coordinación general de la SMLM se realiza en la Secretaría de WABA en Penang, Malasia, la cual incluye la selección del tema y eslogan, la identificación de especialistas en temas específicos y la preparación y difusión de los materiales de la SMLM como el anuncio del calendario, carteles, carpetas de acción y pancartas. Estos materiales de apoyo sirven para estimular la acción entre grupos locales, gobiernos, ONU y otras agencias, además de otras organizaciones temáticas que realizan sus propias actividades de la SMLM en sus áreas y países.

Los grupos de La Liga de La Leche y de IBFAN forman parte integral de WABA y celebran y promueven cada año la Semana Mundial de Lactancia Materna.

Con el año 1980 comienza a incentivarse la práctica de la lactancia natural a nivel mundial con énfasis en los países en vía de desarrollo.

En nuestro país se inicia el primer Programa Nacional de Lactancia Materna con desarrollo de material educativo y un plan de capacitación a nivel nacional que lamentablemente no logró mantener el objetivo inicial.

El 10 de Diciembre de 1985, por decreto Exento N° 35 se crea la Comisión Nacional de Fomento de la Lactancia Materna con el propósito de asesorar al Ministerio de Salud en el estudio y coordinación para el fomento de la lactancia materna en el país.

En el decenio de los 90, una de las principales metas planteadas por el Comité Interministerial Económico Social de Chile consiste en aumentar el porcentaje de niños con lactancia materna exclusiva y para el logro de estas metas se propone el reforzamiento del programa de Lactancia Materna con especial énfasis en la educación de las madres y el cumplimiento y apoyo legal al Código de Comercialización de los Sucedáneos de la Leche Materna.

En 1991, el Ministerio de Salud incluye la lactancia materna como una de las prioridades en salud infantil, por lo cual se crea la Comisión Nacional de Lactancia Materna (CNLM) para implementar planes y políticas de promoción de lactancia materna.

Con fecha 16 de Abril de 1992 por Resolución Exenta N°273 se constituye este grupo de trabajo que a partir de la experiencia desarrollada en el país desde la implementación del Programa Nacional de Lactancia Materna en 1979, se propone contribuir a mejorar la prevalencia de la lactancia materna exclusiva a los 6 meses y complementada a los 12 meses y contribuir a la aplicación del Código Internacional de Comercialización de los Sucedáneos de la Leche Materna,

En el año 1997 la Comisión Nacional de Lactancia Materna con el apoyo de UNICEF, publica el Manual de Lactancia Materna con contenidos técnicos para profesionales de la salud con la información mas actual sobre el tema, para su uso como material de apoyo a todos los equipos de salud del país en los consultorios y hospitales.

En el año 2007, La Comisión Nacional de Lactancia Materna inicia la revisión y actualización del Manual de Lactancia Materna para la nueva edición.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario