Lactancia Materna y Equidad de Género


A diferencia del sexo biológico, que determina la función de las mujeres y hombres en la reproducción, el género es una construcción cultural, aprendida desde el nacimiento, que define las actitudes y conductas que son deseables en los hombres y las mujeres en una sociedad determinada, incluyendo la forma de ser de padres y madres. El sexo biológico con que se nace es, por definición, inherente a cada persona y se vive en su pertenencia a lo largo de la vida. El género, es decir la manera de ser mujer y de ser hombre en el ámbito social y en los proyectos de vida personal, por el contrario, evoluciona, cambia en la medida en que cambia la cultura.
Es importante reconocer, que cada vez más hombres, particularmente jóvenes, asumen sus responsabilidades en el proceso reproductivo contribuyendo así a la equidad de género, a disminuir la fatiga y el estrés de las mujeres y permitiendo a los hombres desarrollar y beneficiarse de relaciones afectivas más cercanas y gratificantes con su familia. Lamentablemente, esta situación se da mayoritariamente en sectores poblacionales con mayor nivel educativo y mucho menos en la población de nivel socioeconómico mas bajo.
En la actualidad, los servicios de salud sexual y reproductiva no solo explicitan, sino que promueven y apoyan el rol de los hombres en la gestación, el parto y la crianza. Y deben continuar abriendo espacios para los hombres, entregándoles información y definiendo actividades que pueden realizar en los controles, consultas, durante el parto y, particularmente, en el ámbito doméstico. Estos servicios deben promover la lactancia natural no como una responsabilidad exclusiva de la madre, sino como una oportunidad para que los hombres le ofrezcan apoyo, compañía, estímulo y le aseguren el descanso que necesita.
Así mismo, la atención de salud puede incentivar y facilitar la participación de los hombres. Una participación activa y menos ligada al rol de padre proveedor y en muchos casos ausente. Participación masculina con respeto de las decisiones de la mujer sobre su propio cuerpo, apoyándola para que pueda llevarlas a cabo.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Fertilidad y Embarazo.




Deja un comentario