Las Muelas del juicio


Las muelas del juicio son el tercer y último conjunto de molares, que la mayoría de personas consigue en la adolescencia tardía y hasta los 25 años. Esto no quiere decir que en muchos casos también puede aparecer antes o después.
En muchas ocasiones, las muelas del juicio pueden ser un valioso activo cuando se trata de bocas sanas y dientes bien alineados, pero muy a menudo están mal alineadas y requieren la extracción. De igual manera el crecimiento de las muelas del juicio pueden afectar a los dientes adyacentes, la mandíbula y hasta los nervios.
Existe también la posibilidad de que las muelas del juicio queden parcialmente o totalmente atrapadas dentro del tejido blando. Cuando no sale toda la muela, sino una parte de la misma, es muy probable que se concentren bacterias alrededor del diente y causen una infección, que puede llegar a provocar dolor, hinchazón, rigidez de la mandíbula y malestar general, haciendo a estos más propensos a la caries dental y enfermedades de las encías, ya que gracias a su localización se dificulta el buen cepillado y el uso de hilo dental.
Para evaluar la presencia y alineación de las muelas del juicio, el dentista deberá tomar una radiografía o en muchos casos podrá referir al paciente a un cirujano oral para una evaluación adicional. Dichos dentistas podrán recomendar inclusive extraer dichas muelas antes de que empiecen a desarrollar problemas.
La extracción es mucho más fácil en los jóvenes, ya que las raíces de las muelas del juicio no están aún plenamente desarrolladas y el hueso es menos denso. Mientras que en las personas mayores, la recuperación y el tiempo de curación tiende a ser más largo.
Cuando la muela del juicio se encuentra por debajo de las encías se suele extrae en pequeñas secciones en lugar de retirar de una sola pieza para reducir al mínimo la cantidad de hueso que hay que quitar para obtener el diente.
Lo más importante es no esperar a que las muelas causen molestias, sino evitar que esto ocurra, acudiendo al odontólogo de confianza a tiempo, para de esta manera evitar molestias futuras.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Odontología.




Deja un comentario