Los excesos de Vitamina A pueden ser muy perjudiciales


Como comentábamos hace unos momentos, la vitamina A es fundamental para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo, sin embargo, excedernos con esta puede traer graves consecuencias. Hoy te contamos cuáles son.
Al exceso de la misma se le llama hipervitaminosis A y existen dos tipos diferentes. Por un lado tenemos la aguda, esta se produce por un exceso de vitamina A pero durante un periodo corto, y por otro la crónica, que es un exceso durante un periodo más largo.
Los síntoma más frecuentes son:
– Reblandecimiento de los huesos del cráneo (se llama craneotabes en los niños)
– Osteoporosis
– Visión borrosa en los niños
– Dolor óseo y entumecimiento
– Fontanelas muy grandes en los bebés
– Disminución del apetito (anorexia)
– Mareo, irritabilidad
– Náuseas y vómitos
– Visión doble
– Somnolencia y fatiga
– Dolor de cabeza (cefalea)
– Impotencia en los varones
– Cabello y piel frágiles: pérdida de cabello, piel seca y amarillenta o dermatitis seborreica
– Hinchazón del tejido mamario en los hombres (ginecomastia)
– Aumento del tamaño del hígado y el bazo (hepatoesplenomegalia)
En el caso del embarazo puede llegar a producirse un desarrollo anormal en el feto y malformaciones. Estas son las principales consecuencias de excedernos con esta vitamina, por esto resulta fundamental mantener una dieta equilibrada que no tenga ni carencias ni excesos de la misma. Y en el caso de que consumos más de la cuenta y comencemos a sufrir estos síntomas, el tratamiento para este problema es suspender el consumo excesivo de la misma. En la mayoría de los casos las personas se recuperan totalmente, aunque, pueden quedar secuelas, como osteoporosis, retraso del desarrollo, daño hepático y renal o cáncer de próstata.
¡Esperamos que esta información te sea de gran ayuda!

Califica este Artículo
5 / 5 (1 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario