Los niños deben llevar su almuerzo al colegio


Cuidar de la alimentación es esencial a cualquier edad, pero especialmente, durante la infancia ya que los niños deben aprender a comer sano desde una edad temprana para apostar por unos hábitos saludables. Los más pequeños de la casa tienen que empezar el día con un buen desayuno pero también, deben llevar un almuerzo para comerlo en la hora del recreo. El recreo representa un tiempo de juego para los niños, por tanto, es un tiempo destinado al descanso.
Por ello, nada mejor que disfrutar de un buen descanso de la mano de la mejor alimentación y con el sabor de un bocadillo. Algunos niños tienen la costumbre de disfrutar del sabor de la bollería industrial que produce efectos negativos sobre el organismo ya que puede causar sobrepeso. Sin embargo, los niños deben implicarse en su alimentación sana desde que son pequeños, por ello, pueden prepararse su propio bocadillo para llevar al colegio con el asesoramiento del padre o la madre.
Por otra parte, los niños deben preparase un bocadillo variado cada día pero también pueden apostar por comer en el recreo alguna pieza de fruta puesto que la fruta no debe de faltar en la dieta de niños ni adultos. Tanto es así que los niños pueden disfrutar de un excelente batido de frutas naturales en la hora de la merienda. Especialmente en primavera, la fresa se convierte en una fruta muy sana y sabrosa para preparar un batido muy rico en color y también en sabor.
Por otra parte, los más pequeños de la casa deben moderar el consumo de chucherías y de dulces para cuidar al cien por cien su dentadura. De hecho, los padres deben explicar a los niños que no deben abusar de los dulces ni tomar azúcar en exceso puesto que existen recetas muy sanas y saludables para preparar.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario